La vuelta al colegio en Francia después de las vacaciones de verano estuvo marcada ayer por la prohibición de los teléfonos móviles en la enseñanza obligatoria, una medida que suscitó un amplio debate social.

La nueva ley, adoptada a fines de julio y que responde a una promesa electoral del presidente Emmanuel Macron, prohíbe el uso de todo aparato conectado (celular, tableta, reloj) en las escuelas de primaria y los “colleges”, es decir, hasta los 14-15 años.

Esta práctica ya había sido adoptada por muchos centros, pero ahora la ley se aplicará a todos los establecimientos. En cuanto a los liceos (hasta los 18 años), tendrán la posibilidad de aplicar la medida, total o parcialmente.

Los defensores del dispositivo subrayan que el uso del teléfono móvil perjudica la capacidad de atención en clase, el ambiente escolar y reduce la actividad física en los patios, cuando no sirve para exponer a los menores a contenidos violentos o pornográficos.

Es una ley “de entrada al siglo XXI”, que envía un “mensaje a la sociedad francesa” y también al extranjero, con “otros países interesados”, dijo el ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer.

Casi 9 de cada 10 jóvenes de 12 a 17 años (86%) poseen un teléfono móvil en Francia.

Los detractores de la medida denunciaron una “operación de comunicación” y una “ley de circunstancias” que “no cambiará nada”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados