San Lorenzo vive en una dualidad de sentimientos muy notoria. Por un lado está la preocupación que les genera a sus simpatizantes la situación futbolística que atraviesa el equipo y por el otro la alegría que les provoca la posibilidad cada vez más cierta y cercana de recuperar los terrenos de avenida La Plata.
En materia futbolística la actualidad ubica transitoriamente al Ciclón en uno de los tres casilleros del descenso y con un futuro incierto con Juan Antonio Pizzi como nuevo director técnico contratado por decisión de Matías Lammens y de Marcelo Tinelli con la misión de enderezar el rumbo y sacar al equipo de esa posición incómoda.

En lo que se refiere a la vuelta a Boedo el espaldarazo que le dio la semana pasada la Legislatura porteña fue sin dudas un envión muy importante. Más teniendo en cuenta la declaración de compromiso para que el proyecto de Restitución Histórica para el CASLA sea tratado sobre tablas para convertirlo en ley antes de fines de noviembre.

Ese paso adelante abrió una expectativa muy grande en la nación azulgrana que espera su concreción lo más rápido posible para volver a pisar tierra santa y así hacer que la institución recupere el sentido de pertenencia al barrio que lo vio nacer y crecer hasta convertirse en una de las entidades de mayor arraigo de Boedo y sus adyacencias.

Tanta expectativa creada alrededor de este tema, contrasta con la floja campaña que viene desempeñando el equipo que ya se comió a Ricardo Caruso Lombardi y que está intentando salir a flote de la mano del exbarcelonista, quien llegó a San Lorenzo con la sana intención de cambiar todo lo hecho por el cuerpo técnico anterior.

Pero no para borrar los vestigios de su antecesor del recuerdo de los hinchas sino para mejorar el rendimiento del equipo en lo colectivo y en lo individual. Por ser esa la preocupación que se apoderó de los sanlorencistas y que los mantiene en vilo.

Este claroscuro pinta la actualidad de San Lorenzo. El pobre presente futbolero puede opacar todo menos las ganas crecientes de los cuervos de volver a anidar en los dominios de sus orígenes. Allá donde gracias a las gestiones del padre Lorenzo Massa con sus dueños el Ciclón tuvo su primer estadio, que con el correr de los años fue rodeado de instalaciones deportivas de primer nivel, hasta que en una de las noches más larga de nuestra historia la última dictadura militar lo obligó a desprenderse de todo eso.

Pero si bien San Lorenzo fue víctima de una coacción para perder sus bienes materiales, por estos días sus hinchas están desenredando los viejos recuerdos atrapados en sus almas palpitando lo que puede ser el regreso a ese lugar sagrado después de treinta y dos años.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados