Los derechos económicos sólo serán patrimonio de los clubes y no podrán participar terceros en los pases de futbolistas. Ningún agente ni club anterior del jugador negociado podrá conservar porcentajes para ventas a futuro
El actual mercado de pases será el último que contará con terceros involucrados en porcentajes de transferencias, participaciones a futuro e intervención directa en los derechos económicos de los futbolistas. El último fallo de la FIFA sancionado el año pasado fue comunicado a las diferentes ligas del mundo y llegó la confirmación a la AFA, que acatará las reformas que contemplan los procedimientos a la vieja usanza, pero estipula límites y marca el camino de aquí en adelante. 

La prohibición no es únicamente para empresarios del fútbol, ya que para FIFA "terceros" involucra a toda "parte ajena a los dos clubes entre los cuales se traspasa a un jugador", o "a cualquiera de los clubes anteriores en los que el jugador estuvo inscripto previamente" ¿Qué quiere decir esto? Que si el padre de un jugador, su tío, representante o quien fuere tiene firmado un porcentaje del pase en su poder, perderá vigencia y a partir de mayo de este año no existirá forma legal para estipularlo

De manera indirecta, la enmienda también hace caer estrategias comerciales de clubes que le venden a otra institución a un jugador pero conservan un porcentaje convirtiéndose en socio para una futura venta. En los últimos dos años Banfield operó así con Vélez con Facundo Ferreyra; con Boca por Andrés Chávez e Independiente, con Nicolás Tagliafico. Con la modificación vigente, si un club le quiere comprar a otro el pase de un futbolista, lo adquirirá al 100 por ciento y no negociará con dos vendedores. 

Pero las nuevas disposiciones en Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores sancionada por FIFA constituye el marco legal para la prohibición de "la propiedad de los derechos económicos de jugadores por parte de terceros", además estableció un periodo de transición para los contratos firmados hasta el año pasado y los rubricados en lo que va de este. La enmienda prohíbe a clubes y futbolistas firmar un contrato con un tercero al que se le conceda "el derecho de participar del valor de un futuro traspaso" o que le otorgue derechos relacionados con futuros fichajes o el valor de esos traspasos, aunque para todo aquello firmado anteriormente se contemplan plazos. 

Aquellos firmados el año pasado, cuando no existía esta prohibición, tendrán vigencia hasta la finalización del vínculo, mientras que aquellos rubricados en lo que va del año y hasta el 30 de abril, serán legales durante el año que preceda la firma, sin posibilidad de extenderlo. 

Entonces, siguiendo el caso de Banfield y sus operaciones con Boca e Independiente, FIFA permitirá la división de porcentajes por Chávez porque el traspaso se hizo en 2014, pero tendrá un año de validez el acuerdo con el defensor que ahora está en el Rojo: si no venden a Tagliafico antes de enero de 2016, el Taladro perderá su 40 por ciento.

La nueva reglamentación también se refiere a los préstamos y las cláusulas gatillo, en las que un empresario presta a un jugador, pero deja asentado en el contrato que ante una determinada oferta, el club tiene que aceptar la finalización del contrato. "Ningún club concertará un contrato que permita al o los clubes contrarios o a terceros, asumir una posición por la cual pueda influir en asuntos laborales y sobre transferencias relacionadas con la independencia de las instituciones", dice el nuevo artículo dispuesto por FIFA. 

      Embed


Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados