Desde este lunes, la estación Santa Fe de la línea H cuenta con esa denominación, en homenaje al activista LGBTTI. De esta manera, la Ciudad de Buenos Aires en "la primera del mundo" en tener un apeadero con el nombre de un activista de la diversidad sexual y organizador de las primeras marchas del orgullo gay.

La estación Santa Fe de la Línea H tiene también desde hoy la denominación de Carlos Jáuregui, con lo que el gobierno porteño le rinde homenaje al activista LGBTTI, fundador de la Comunidad Homosexual Argentina muerto en 1996, y convierte a la Ciudad de Buenos Aires en “la primera del mundo” en tener un apeadero con el nombre de un activista de la diversidad sexual y organizador de las primeras marchas del orgullo gay.

Santa Fe y Pueyrredón fue una esquina emblemática para los gays durante décadas.

“Esto no sólo es su homenaje sino un acto de justicia con quien hizo de la lucha por los derechos, su vida”, dijo el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. “Esto no sólo es su homenaje sino un acto de justicia con quien hizo de la lucha por los derechos, su vida”, dijo el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta.

Durante el acto en el que se denomina a la estación situada en la intersección de las avenidas Santa Fe y Pueyrredón, el funcionario aseguró que “si hay algo de lo que tenemos que enorgullecernos los argentinos es de cómo hemos evolucionado en términos del respeto a los derechos”.

“Pero no tenemos que dormirnos en los laureles y quiero reforzar el compromiso de la Ciudad en seguir trabajando para que nadie sea discriminado y todos tengan los mismos derechos”, agregó.

En el acto estuvieron también los legisladores Maximiliano Ferraro, Pablo Ferreyra y Carlos Tomada; los autores del proyecto de cambio de nombre que fue aprobado en diciembre pasado por la Legislatura porteña.

A su turno, el titular de la CHA y ex compañero de militancia del homenajeado, César Cigliutti, consideró “un orgullo para la Ciudad y toda la república” la nueva designación, al tiempo que recordó a Jáuregui como “la primera persona que dio su nombre y apellido al reclamar igualdad de derechos”.

Estación Santa Fe-Carlos Jáuregui.jpg

“Él le dio al movimiento LGBTTI uno de los aportes más trascendentes: concebir nuestros reclamos en el marco de los derechos humanos”, dijo. Al repasar las asignaturas pendientes, Cigliutti consideró que es “imprescindible” aprobar una nueva ley antidiscriminatoria y otra “de cupo trans”, así como “detener la represión policial en la Ciudad de Buenos Aires y en todo el país”.

El titular de la CHA recordó que la esquina donde está emplazada la estación Cárlos Jáuregui, “fue lugar de encuentro de nuestra comunidad en el retorno de la democracia, cuando estaban vigentes los edictos policiales y la represión” de esta fuerza.

Además de la cartelería, el cambio de nombre se evidencia también en la decoración de la estación, que ahora cuenta en su ingreso por Avenida Pueyrredón con un mural de 12 x 4 metros en el que se destaca un enorme retrato de Carlos Jáuregui.

Estación Santa Fe-Carlos Jáuregui.jpg

La pintura incluye también un hombre pendiendo boca abajo que se extiende para tratar de alcanzar una píldora y “representa a todas personas que murieron por VIH-Sida”, la familia homoparental, y la chica trans ondeando una la bandera “que representa la lucha del futuro”.En el extremo superior derecho puede leerse la siguiente frase: “En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política”.