En poco más de tres años, se produjo una suba promedio del 320% en el precio de los medicamentos, que llega a 800% en algunos productos; Pacientes crónicos llegaron a dejar de consumir la pastilla o tomarla día por medio

En la Argentina se compran 100 mil remedios menos por día en comparación con el año pasado, algo que derivó en el cierre de unas 250 farmacias en todo el país, de acuerdo a datos del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos (SAFYB).

Esta situación se explica a partir de un combo integrado por el incremento en los medicamentos, que según las estadísticas del SAFYB acumula un promedio de 320% desde diciembre de 2015, con picos de 800% en productos como la Bayaspirina y del 720% en remedios para combatir la presión arterial, que son para enfermos crónicos.

Como consecuencia de estas subas, bastante por encima de la inflación, el secretario general del SAFYB, Marcelo Peretta, alertó que muchos ciudadanos “dejaron de comprar sus medicamentos o toman las pastillas un día sí y un día no”, lo que derivó en que se duplique la morbimortalidad, es decir las muertes causadas por enfermedades. “Generalmente ronda el 1,5% o el 1,8%. Si se va a 4%, como pasó en estos años, la cosa es realmente grave porque prácticamente lo duplicaste”, sentenció el especialista.

Peretta reveló que “hoy se venden 100 mil unidades menos por día y esto quiere decir que la gente compra muchísimo menos”. En ese sentido, analizó: “Cuando la gente deja de comprar medicamentos, es porque el agua ya le llegó al cuello”.

Al hablar de los jubilados, el sector de la sociedad más propenso a consumir medicamentos de forma crónica, precisó que “el 40% de la jubilación mínima (4 mil pesos) se lo gastan en remedios. Entonces, más allá de la cobertura, ¿cómo come, vive y paga el alquiler?”.

“Vos no podés dejar un medicamento esencial para la vida, porque te podés morir de un infarto. Hoy la gente presupuesta una receta de medicamento. Si le recetan varios, le pregunta al farmaceútico para ver cuál es el más importante. O en vez de tomar la pastilla por día, la toma día por medio”, se lamentó el doctor en Farmacia y Bioquímica.

ADEMÁS:

Por falsa denuncia procesan a la maestra Corina De Bonis de Moreno

Procuran consenso para el proyecto sobre alquileres

La crisis, que impactó en el bolsillo y la salud de los consumidores, también pegó en los locales. “Cerraron 250 farmacias entre 2018 y los primeros tres meses de 2019”, reveló Peretta, quien aclaró que “esto pasa a pesar de que tienen una demanda inelástica, o sea que la gente no puede dejar de consumir los medicamentos”.

En ese marco, añadió que “algunos laboratorios nacionales, como Elea, también la están pasando mal, porque abusaron de los precios y hoy están en procedimiento preventivo de crisis”. Y se preguntó: “¿Cuando ocurrió eso si tienen tasa de rentabilidad por las nubes?”.

Al hablar del precio de los productos, el titular de SAFYB advirtió que “en Precios Esenciales se incluyen descuentos en medicamentos, pero no va a funcionar. ¿De qué sirve tener un descuento si cada vez te sale más caro ese diferencial y termina resultando impagable?”.

Por eso, anticipó que a futuro el precio va a seguir subiendo: “Cualitativamente aumentaron bien por encima de la inflación y van a seguir. Pasó del 6% promedio de febrero a marzo y de marzo a abril no va a cambiar mucho. Si la inflación está en 4%, se van a ir a 5,5%. Siempre pasan un aumento por encima”.

Ante este marco, Peretta le exigió soluciones al gobierno nacional. “No solamente tenemos que llorar, sino también plantear que eso se cambie con políticas. Que haya un ministerio de Salud que hoy no hay para llevar adelante políticas que hoy faltan”, disparó.

Entre algunas medidas a considerar, enumeró: “Se pueden regular los fármacos con la ley de genéricos; fomentar la producción nacional; promover la regulación de la tasa de rentabilidad de laboratorios. Hay muchas medidas, pero si dejás librado todo al mercado y le das el timón al FMI, te pasa esto: la salud la paga el que puede. Es muy preocupante y llamativo”.

Asimismo, el especialista aclaró que “el problema no es solamente el precio del medicamento, sino que lo central es la salud pública” y puso como ejemplo que “hubo un 30% menos de vacunación porque tenés un Estado que no planifica y tiene que salir de emergencia a cubrir faltantes”.

“No tener vacunas es grave porque vas a tener más enfermedades que pagar. Porque si el sector privado se lava las manos y si no tenés plata no te da la cobertura. Pero el público te tiene que atender y después no alcanzan los insumos”, alertó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados