Los venden en ferias, quioscos, almacenes y supermercados barriales, a menos de la mitad del precio de los originales. Hay víctimas que padecieron serios problemas en el cuero cabelludo

Antonia vio los productos sobre una mesita de la feria y se tentó con el precio: shampoo y crema de enjuague, en potes grandes, a 10 pesos el combo. Recordó que gasta 25 pesos en cualquier perfumería por la misma mercadería, y no lo dudó. No sabía que era un engaño, pero tuvo sospechas inmediatas, porque la consistencia no era la misma. De igual modo, siguió usando los productos, al igual que su marido e hijos. Inmediatamente llegaron las consecuencias. Todos empezaron con picazón, luego con manchas en el rostro, caspa y “escamas” en el cuero cabelludo, derivando en la asistencia urgente a un dermatólogo. La anécdota es real, ocurrió en un barrio de Isidro Casanova, y pone de manifiesto la preocupante existencia de una mafia dedicada a la venta de estos productos de higiene falsificados. “Son grupos que no tienen escrúpulos. Estamos recibiendo muchas denuncias por este tema y queda demostrado que hay un circuito de envases originales que terminan en manos de estas bandas. La realidad es que nadie sabe con qué productos rellenan los potes. Puede ser cualquier cosa, es un peligro”, dijo a DIARIO POPULAR Marcelo Peretta, titular del Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos. En rigor, se trata de una mentira imposible de detectar, hasta que las víctimas comienzan a consumir los productos. Es que los envases son réplicas exactas. “Es extraño. Compré los productos porque los envases son iguales a los verdaderos. De hecho, para mí son originales, pero adentro les ponen líquidos viscosos que no se puede determinar qué son”, dijo Antonia, precisando que “lamentablemente somos muchos los que caímos en la trampa, y todos los que conozco tuvieron problemas en la cabeza”. Para el especialista Peretta, “es más que probable que la banda consiga los envases con el proveedor habitual de las grandes marcas, o bien que hayan conseguido el contacto con una fábrica de plástico y tengan la posibilidad de imitar los potes para posteriormente rellenarlos con productos de menor calidad”. Raúl, un vendedor de productos originales de baño, que recorre kioscos, almacenes y supermercados barriales de la zona oeste, comentó que “en los últimos meses me pasó de ir a locales que siempre me compraban a mí, y encontrarme que habían decidido cambiar de proveedor, algo que nunca me había pasado, por lo que pienso que en realidad están comprando shampoo y crema de enjuague falsos, porque les sale más barato”. El vocero de una firma internacional dedicada a la producción de estos productos explicó que “claramente hay un grupo que está operando en la cadena de comercialización, sobre todo en el Conurbano y la Capital Federal, utilizando falsificaciones de envases con el contenido de bajísima calidad”, considerando que “es bueno que se hable de esto porque representa un peligro para los consumidores, ya que no tienen manera de saber a lo que se exponen”. Acerca del posible contenido de los productos, Peretta explicó que “probablemente los problemas en la piel, básicamente en el cuero cabelludo de los afectados, se trate de una alta concentración de sustancias muy ácidas, muy alcalinas, lo cual es preocupante y enciende luces de alarma que deben atender los organismos encargados de proteger a los consumidores”. Consultado por este diario, el propietario de una química ubicada en Quilmes confió que hasta el momento no recibió pedidos de envases para particulares. “Pero hay que decir que son muy fáciles de copiar. Puede tener un costo de 70 centavos la unidad, a lo que deben sumarle la calcomanía que lleva el pote, unos 50 centavos más. Es decir, con 1,20 pesos pueden conseguir envases que son réplicas idénticas de los verdaderos”, dijo el empresario. “Da escalofríos pensar que el producto que rellena los envases falsificados probablemente se realizó en un depósito ilegal, adentro de una olla, sin regulación ni control de ningún tipo”, cerró Peretta.
Por MAXIMILIANO F. MONTENEGRO

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados