Tras hacerse oficial el uso de los monopatines en las calles de Buenos Aires, especialistas en seguridad vial advirtieron que este simpático vehículo traerá consecuencias impensadas. Prueba piloto de un año

Tras hacerse oficial el uso de monopatines para transitar por las calles porteñas, especialistas en seguridad víal advirtieron que dicho vehículo incrementará la cantidad de siniestros viales.

El viernes pasado, la Secretaría de Transporte de la Ciudad publicó en el Boletín Oficial la resolución que permitirá a las empresas interesadas presentar sus planes para poder operar el servicio dentro del ámbito de la Capital Federal, y que dará lugar a una prueba piloto que durará un año.

En este contexto, el presidente de la ONG Luchemos por la Vida, Alberto Silveira, dejó en claro que el monopatín es un vehículo “mucho más vulnerable” que los demás, en tanto que dejó en claro que su mal uso aumentará el número de siniestros viales.

“Todo un caos”

“Es un vehículo, el cual el conductor no tiene ninguna protección y, además, se va a mezclar en el tránsito en una forma realmente poco clara, porque ya tenemos demasiada experiencia con la falta de control en la Ciudad”, explicó Silveira.

“Va a empezar a ser todo un caos, porque vivimos en una ciudad caótica, que ahora le agregamos al tránsito caótico, monopatines que van a circular por cualquier lado, porque no nos engañemos, se sacan las normas pero después no se las hacen cumplir”.

ADEMÁS:

Canciones y grupos musicales argentinos que sonaban en 1969

Increparon a dos veteranos de Malvinas en el Colegio Nacional Buenos Aires

En este sentido, el especialista expresó que está “segurísimo” que los conductores de monopatines “van a circular por las veredas”.

“Es un vehículo peligroso, por ejemplo, para los peatones si va en la vereda, ya que levanta una velocidad de 25 kilómetros por hora”, adhirió.

“Acá lo que falta es el control, porque sacan las normas, pero ¿quiénes van a hacer cumplir esas normas? ¿cómo van a sancionar a un monopatinista cuando no cumpla con la norma, si es que hay alguien que lo controla y lo quiere sancionar?”, reflexionó el presidente de Luchemos por la Vida.

Poco visibles

“Viendo las experiencias ajenas, quisimos advertir sobre esto que no creemos que va a ser algo positivo para la seguridad víal. Esto va a generar un nuevo tipo de siniestro que hasta ahora no era frecuente, porque acá en la Argentina, hasta hace muy poco, era excepcional ver a alguien con un monopatín”.

Asimismo, según un comunicado de dicha ONG, los monopatines eléctricos “son inestables, poco visibles, muy silenciosos, y circulan a velocidades considerables (25 a 30 kilómetros por hora) por todas partes, por las veredas entre peatones, por la calzada y en las ciclovías”.

“Sus usuarios no tienen en claro qué son en la vía pública al moverse en monopatín. Un problema muy serio, que la Ciudad ha intentado subsanar al aprobar un marco regulatorio para ellos”.

“Una serie de artículos regulan su uso, así como los requisitos de seguridad y sanciones aplicables en el caso de cometer una infracción a bordo de ellos. Por ejemplo, en monopatín eléctrico se debe circular por las ciclovías y la calzada respetando el sentido de circulación, nunca por las veredas; usar casco; no superar los 25 kilómetros por hora; y contar con bocina, frenos y luces. Además, sólo se permite una persona por vehículo, y la edad mínima para usarlo es de 16 años”, añadieron.

Van por cualquier lado

Si bien desde el gobierno porteño las expectativas son positivas, en España los números hablan por si solos: de acuerdo al portal español 20 minutos -que cita a la fiscalía de Seguridad Vial de España-, en aquel país del viejo continente hubo más de 270 siniestros que implicaron monopatines en 2018, de los cuales el 75% tiene responsabilidad quien maneja el monopatín.

“Yo voy con mucha frecuencia a Barcelona, y realmente ahí, aún siendo una ciudad totalmente ordenada y completamente distinta a Buenos Aires en el tránsito, los monopatinistas son transgresores permanentes que van por cualquier lado”, lamentó Silveira.

De hecho, días atrás, la youtuber Emily Hartridge murió en medio de un accidente entre el monopatín eléctrico que conducía y un camión en el barrio londinense de Battersea. Por este motivo, se convirtió en la primera víctima que murió con estos nuevos vehículos en Reino Unido.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados