Los choferes de la línea 60 de colectivos comenzaron ayer con un paro sorpresivo por tiempo indeterminado en reclamo de la reincorporación de conductores despedidos y de mejoras salariales.

La medida, que se hizo efectiva desde la tarde de ayer, afectaba a más de 250 mil pasajeros diarios que utilizan los diferentes ramales de la empresa Micro Omnibus Norte S.A. (MONSA).

Los empleados de la línea se encuentran en “asamblea permanente” en las cabeceras de Barracas y de Maschwitz para debatir si continúan con la interrupción del servicio a lo largo de la semana.

El paro comenzó cerca de las 17 y se extendió durante toda la jornada en protesta por los despidos que hubo en la firma de transporte.

Además, los conductores piden mejoras en los salarios y en las condiciones de trabajo, así como también una renovación de los colectivos que actualmente tiene la compañía.

“Es una situación que no se puede sostener. Esta es una guerra que no es solo de nosotros. Atrás de este conflicto hay un empresariado que quiere acaparar cosas que no le corresponden, como el sindicato”, advirtió Mario Molina, uno de los delegados de los choferes.

Por su parte, Néstor Marcolín, otro de los dirigentes gremiales de la línea, advirtió que la compañía “quiere despedir arbitrariamente”.

Además, cuestionó duramente a las autoridades de MONSA al señalar que brinda “un pésimo servicio y frecuencia”, con “mal estado de las unidades y condiciones de seguridad e higiene”.

Los delegados advirtieron que de no haber respuestas de la empresa a sus reclamos, la huelga en la 60 podría continuar en las próximas horas.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados