p DE LAS 18 COPAS QUE GANO, 13 LAS OBTUVO JUGANDO LEJOS DE AVELLANEDA. NUEVE PAISES LO VIERON SER CAMPEON Y, EN OCASIONES, DEBIO DEFINIR SIN JUGAR EN CASA, COMO LA INTERCONTINENTAL DEL ‘73: UN SOLO PARTIDO EN ROMA.

C uando Ariel Holan, todavía en tierra japonesa, definió a Independiente como “Rey de las Hazañas”, lo hizo recordando no sólo los partidos heroicos jugados por el club de Avellaneda a lo largo de la historia, sino, especialmente, por la circunstancia de haber cosechado la mayoría de sus títulos internacionales lejos de Avellaneda.

En ocasiones, como esta última ante el Cerezo Osaka, se vio obligado a definir copas en condición de visitante: le ocurrió contra la Juventus por la Intercontinental de 1973 (un solo partido en Roma) o por la Interamericana de 1974 frente a Municipal (los dos partidos en la Ciudad de Guatemala). Sin embargo, el dato que magnifica los logros de Independiente, es el que reseña la estadística: de las 18 copas oficiales que alzó Independiente, 13 -nada menos- fueron ganadas en el exterior.

Sólo en cinco oportunidades, el Rojo dio la vuelta en su estadio de Avellaneda: la primera Libertadores, en 1964, frente a Nacional de Montevideo; la Libertadores de 1972 ante Universitario de Perú; la Libertadores de 1984 ante Gremio; y la Supercopa de 1994, contra Boca (todas en la Doble Visera); y la Copa Sudamericana de 2010, ante Goias de Brasil (en el nuevo estadio).

El resto de sus logros internacionales tuvieron la particularidad de que, las vueltas olímpicas se dieron en el exterior del país: tres en Japón (Intercontinental 1984 ante Liverpool; Recopa de 1995 ante Vélez y Suruga Bank 2019 frente al Cerezo Osaka); dos en Chile (Libertadores de 1965, ante Peñarol y Libertadores de 1974 frente a Peñarol); dos en Brasil (Supercopa 1995 y Sudamericana 2017, ambas frente al Flamengo); una en Uruguay (Libertadores de 1973 frente a Colo Colo); una en Paraguay (Libertadores 1975 ante Unión Española de Chile); una en Italia (Intercontinental de 1973 frente a la Juventus); una en Guatemala (Interamericana de 1973 frente a Olimpia de Honduras); una en Guatemala (Interamericana de 1974, ante Municipal de ese país); y una en Venezuela (Interamericana de 1976 ante Atlético Español de México).

Fueron nueve países diferentes los que vieron a Independiente alzar los brazos triunfalmente para alzar una copa con otro elemento que potencia este palmarés: el único rival al que venció dos veces en una final fue el Flamengo de Brasil, en ambas ocasiones en el mítico estadio Maracaná. En la primera ocasión, en la Supercopa de 1995, en las filas del Fla brillaba el astro brasileño Romario, entre otras estrellas.

En ese estadio legendario, Independiente ya se había dado el gusto de festejar una enorme victoria, por 3 a 2, frente al Santos de Pelé, en las semifinales de la Copa Libertadores de 1964, la que inició su reinado internacional.

Un último detalle final que resume esta fantástica cosecha de Independiente: de sus 18 títulos, sólo tres los obtuvo en definición por penales (las Interamericanas de 1974 y 1976 y la Sudamericana de 2010).

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados