El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitó ayer la ciudad fronteriza de San Diego, en el sur de California, donde inspeccionó prototipos del muro que quiere construir en el límite con México y fue recibido por manifestaciones a favor y en contra de su visita, que llegó en medio de tensiones con las autoridades demócratas del estado.

El avión presidencial aterrizó en la base aérea de Miramar, cercana a San Diego, donde Trump tomó un helicóptero para ir a ver los modelos de su polémico muro en la zona industrial fronteriza de Otay, reportó la agencia de noticias EFE.

“Si no construimos el muro, no vamos a tener ni siquiera país. Hay muchos problemas en México, tienen los cárteles. Nosotros estamos combatiéndolos, pero ellos no los combaten como nosotros”, defendió Trump en declaraciones ante uno de los ocho prototipos.

La visita fue la primera que realizó Trump desde su llegada a la Casa Blanca al bastión demócrata de California, uno de los estados que más se opone a las políticas del magnate republicano, especialmente en materia migratoria.

El llamado “Estado Dorado” es lejos el más rico y el más poblado del país, con 39 millones de habitantes y donde reside también la mayor población hispana: unos 15 millones.

San Diego, en la que el gobernante estuvo poco más de tres horas, es la mayor ciudad fronteriza opuesta a la construcción del muro.

Desde el lunes, este rechazo tomó forma en las calles, donde hubo varias protestas contra Trump y su polémica iniciativa, que según defendió impedirá la entrada de inmigración ilegal y drogas.

En los alrededores del parque industrial de Otay, donde se encuentran los modelos del muro que inspeccionó Trump, tanto opositores como simpatizantes del gobernante se dieron cita para recibirlo, en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

Sin embargo, la visita tuvo lugar en un terreno federal, al que no puede acceder el público, y de hecho los prototipos no pueden verse desde el exterior, salvo del lado mexicano de la frontera.

Pero esta vez, la vista fue bloqueada por camiones que protestaban también contra Trump y su muro desde Tijuana, la ciudad mexicana al otro lado del paso fronterizo.

Acompañado por su jefe de gabinete, John Kelly, Trump conversó con funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, a quienes les hizo preguntas sobre los características de los ocho modelos, cuatro de ellos de hormigón y los demás fabricados con materiales más ligeros.

Tras una fase de prueba y evaluación, se definirá cuáles serán utilizados para levantar la barrera fronteriza.

“Hay que tener visión, hay que saber qué hay al otro lado”, manifestó Trump.

Mientras, en la ciudad fronteriza fueron convocadas al menos cinco protestas contra el presidente.

“La visita de Trump no es bienvenida. La ciudad de San Diego tiene una postura oficial en rechazo de este muro y de unas políticas antiinmigrantes”, dijo la concejal demócrata Georgette Gómez, que el año pasado impulsó la resolución aprobada contra el muro.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados