Un empresario explicó como, a través de 15 años se encontró -y se encuentra- con trabas burocráticas para llevar adelante y hacer crecer su negocio

Un usuario de Twitter posteó un hilo, con más de 6000 “me gusta” y retuiteado 3000 veces, en donde relató su intrincada experiencia como emprendedor y dueño de una pequeña empresa gráfica.

A lo largo de 25 tuits, @JohnGalt_is_www explicó como, a través de 15 años se encontró -y se encuentra- con trabas burocráticas, exceso de impuestos, pedidos de coimas de inspectores, devaluaciones, licuaciones de ahorros, juicios laborales, falta de financiación, cepo al dólar y prohibiciones para importar maquinaria e insumos, entre muchas otras trabas para llevar adelante y hacer crecer su negocio.

La catarsis de una pequeña empresa

Abro hilo de mi experiencia con mi pyme, rubro gráfico, estos últimos 15 años, no tiene nada que ver con un gobierno puntual, es el sistema de incentivos, y gobierne quien gobierne todos deberíamos pedir que cambien las reglas de raíz si queremos crecer algún día

Empecé sin un mango, pedí guita a amigos, conocidos de la facu, etc.: US$4000.

Los primeros pasos serían comprar una maquina (impresora offset básica) y empezar a producir, mi primer error fue depositarla en el banco, no, no me agarró corralito ni nada de eso, solo el Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (Sircreb).

¿Qué es el Sircreb? Un sistema por el que el Gobierno retiene a cuenta un impuesto a lo que supone que vas a vender, que lo vas a producir con la maquina que aun no compraste, eso sumado al impuesto al cheque hizo que empiece con una máquina un 5% menos productiva.

Los trámites: Inspección General de Justicia (IGJ) año y pico para el estatuto; obra social tres meses para alta como empleador; Ministerio de Trabajo, con sus hojas móviles, seis días de trabajo enteros; habilitación, más de 30 visitas a la municipalidad. Cada trámite con sus costos, certificaciones por escribano etc..

Todos los meses un inspector nuevo, que medición de puesta a tierra, que pintura de pasillo delimitador, certificado de desratización, de limpieza de tanque, homologación de planos, etc. Todos kioskitos que, además de salir guita, te terminan haciendo perder días enteros de laburo

Sindicato: Siempre tengo todo al día (tres seguros de vida por empleado, si tres), más ART, más aporte sindical, más Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines (Faiga), más Federación Gráfica Bonaerense (FGB), y en casi todas las inspecciones sindicales me hacen acta porque no tienen registro de un pago, y a perder el tiempo buscando el comprobante, que se paga solo por Banco Nación en efectivo.

Un dia ¿renuncia? un pibe de 25 años que entró hace 10 meses, ni te avisa, y te manda a decir por otro. Estás obligado a notificarlo instando a que se presente a trabajar, mientras tanto considerar que sigue empleado hasta que pasado unos días lo podes despedir… En teoría.

Mientras lidiás para reemplazarlo de urgencia con máquina parada, llega telegrama acusándote de no haber denunciado un supuesto accidente de trabajo (que nunca existió) y no se que calamidades más que le hiciste que te acabas de enterar leyendo el telegrama… Ok vas al abogado.

Abogado: "No lo podes despedir hasta el alta médica" y entras en un baile de meses en los que tenés que seguir pagándole el sueldo. Un día se le acaban los certificados médicos truchos al pibe, se considera despedido humillado, ultrajado, etc., y te reclama US$60.000.

Abogado: “Yo negociaría”

Vos: “Minga, es todo verso”

Abogado: ”Mejor un mal arreglo que un buen juicio”

Vos: “Prefiero el juicio, lo ganamos, hay testigos, etc…”

Abogado: “Jamás vi una empresa ganar juicio laboral”

Vos: “¿Cuánto?

Abogado: “Unos US$20.000 (más honorarios, tasas, etc.)”

Aclaro que esos empleados son los menos, por suerte la gran mayoría que tuve son excelentes personas, pero cuando tenes un solo caso así, en una pyme de 10 empleados, la tenes que remar cuatro o cinco años para salir del quilombo financiero en el que te metes por eso, si no es que te funde.

Llega un año que empezas a facturar a lo loco: ¡Genial, es mi año!! El sindicato no te permite más de una cantidad de horas extras, así que decís “no importa, me turno con mi mujer, hacemos ‘guardias’ de 16 horas seguidas cada uno para que no paren las máquinas etc, porque este es el año”.

Todo lo que facturas lo reinvertís en la empresa, ni lo pensás... Estás agotado van seis o siete meses de casi no dormir, llega mayo y el contador te dice "tenemos que pagar xxxxxx de ganancias". Obvio, no tenes esa guita ni en pedo.. o lo tenes pero en capital de trabajo (materia prima).

Al crecer tenes ese problemita financiero siempre, guita en la calle, en el ciclo de producción etc. Bueno, decís "para eso están los bancos", vas con los últimos tres balances todo al día etc, y te dan poco menos de la mitad de lo que te pide AFIP, a tasa de... no importa, te lo dan y el resto, bueno reventás stocks (desinvertís un poco) recordemos: para pagarle a AFIP. Y te cobran impuestos por pedir el crédito (impuestos a sellos).

El contador dice pará, aparte de eso tenés que pagar los adelantos de lo que se supone que vas a ganar en el futuro (desinvertís más).

Tenés otro año copado, decís “esta la hago mucho mejor”. Invertí en una máquina del valor de un departamento, no tenía casa propia pero no importa dije me la juego, me financió un proveedor, le firmé unos pagarés en dólares, empecé a laburar a full. Dije “listo, esta es la mía y de repente...”.

No podes importar las tintas, te hablan de Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI). ¿Qué mierda es eso decis? Una autorización de la Secretaría de Comercio para que puedas importar las tintas, pero tranca es una medida para defender la industria nacional, a vos te van a autorizar.. Ok, haces todos los trámites y… tic tac.. (máquina parada, empleados devengando sueldos etc).. 1, 2, 3.. 8 meses, yo llamando todos los días y nada.

Me insinuaron data de los Nac&pop a coimear para que salga DJAI y los saqué cagando. Conclusión, tuve que malvender la máquina y achicarme de 15 empleados a 5.

Obviamente con cepo 2013, la diferencia de dólares para saldar los pagarés los tuve que ir a comprar a una cueva escondido como si fuera un delincuente porque el Gobierno nos prohibió comprar dólares incluso para saldar la deuda documentada en dólares por la máquina. De locos.

Sale blanqueo laboral "tudo bom, tudo legal" y la RPMQLP. Yo pagando en blanco hasta el último centavo y de repente: "Bien don Carlos". El Gobierno refregándome en la cara que Don Carlos es re piola y yo el boludo de la película que financió la chantada de "don Carlos".

Lo que no te mata te fortalece decís. Lo positivo, salí vivo de todo eso, y viene 2015, cuando gana Mauricio Macri con la deva anunciada facturé a lo loco otra vez, aprendidas ya muchas lecciones, dije esta vez nada de locuras, a encanutar por si viene la mala.

Empiezan a sentirse fuerte los años de recesión, me agarra bien parado financieramente, con la empresa bien, si bien 2018 dio pequeñas pérdidas, las banqué de mi bolsillo, pero ahí otra vez AFIP, el contador me muestra balance con pérdidas y el VEP a pagar xxxxxx ganancias ¿WTF? (¿Qué carajo?). ¿El impuesto a las ganancias no es cuando ganas? No, al no dejar ajustar balances por inflación, si empezas el año con un capital de 100 pallets y terminas con 95 pallets (perdiste el 5%) pero con infla de +50% AFIP dice q ganaste 43 pallets en guita, y te pide el 35% de eso.

Pero bien, llegó 2019 con la empresa viva que ya es mucho, además ahora tenía plata en un fondo de inversión (FCI) para imprevistos, juicios etc, nos venía bárbaro para este bono que hay que pagar ahora, pero al Gobierno se le ocurrió la genial idea de defaultearlos (solo a las pymes).

Así que cuando escuchen a un político hablar de las pymes, nada, esta verseando, les importan tres carajos las pymes, son siempre a las primeras que cagan. Porque las pymes no votan y los emprendedores la vamos a seguir remando igual porque nacimos para eso, para emprender.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados