La moneda de Turquía sufrió ayer una brutal caída acelerada por el conflicto con Estados Unidos por la fuerte alza de los aranceles y por la denuncia de una “guerra económica” de su presidente Erdogan.

La lira turca, en dificultades desde hace varios días, vivió ayer una brutal caída, acelerada por el anuncio estadounidense de una fuerte alza de los aranceles y por las virulentas declaraciones del presidente Erdogan, quien denunció una “guerra económica”.

La situación se agravó aún más por la tarde, cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció un fuerte incremento de los aranceles a la importación del acero y el aluminio turcos, que aumentarán respectivamente a 50% y 20%.

La lira, que perdió casi la mitad de su valor frente al billete verde desde inicios de año, registró una bajada vertiginosa hasta tocar mínimos históricos. Al cierre de Wall Street, se cambiaba a 6,43 liras por un dólar, una caída del 13,7%, tras haber perdido hasta 24% durante el día.

Ante esta situación, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que enfrenta uno de sus mayores desafíos económicos desde que llegó al poder en 2003, llamó a sus conciudadanos a una “lucha nacional” cambiando sus divisas para apoyar la moneda.

Este hundimiento, que empuja a Turquía hacia una crisis monetaria, llega en un momento de fuertes tensiones diplomáticas entre Ankara y Washington, y de creciente desafío de los mercados, que desconfían del cada vez mayor control del presidente turco sobre las cuestiones económicas.

El impacto se sentía más allá de las fronteras turcas, ya que las acciones de varios bancos europeos registraron caídas, y Wall Street abrió a la baja, lo que muestra el temor a que haya un contagio a la economía mundial.

Las bolsas latinoamericanas cerraron ayer en rojo junto a Wall Street, su referente, lastradas por los temores desprendidos de una nueva tensión comercial entre EE.UU. y Turquía.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan las firmas tecnológicas, decreció un 0,67 % hasta 7.839,11 puntos.

Los operadores neoyorquinos siguieron de cerca una sesión marcada por la crisis cambiaria en Turquía desatada por la tensión entre ese país y Estados Unidos por nuevos aranceles.

El conflicto también logró derrumbar a los parqués del otro lado del Atlántico, encabezados por Milán (-2,51 %), Francfort (-1,99 %), París (-1,59 %), Madrid (-1,56 %) y Londres (-0,97 %).

Ante este panorama negativo, los mercados latinoamericanos privilegiaron los números negativos.

El Ibovespa de la Bolsa de Sao Paulo cayó 2,86 % y se ubicó en 76.514 puntos, tras negocios por 12.393 millones de reales (unos 3.207 millones de dólares).

La plaza mexicana bajó 1,71 % tras ubicarse el IPC en 48.383,59 enteros, en un día en el que se negociaron 11.757 millones de pesos mexicanos (unos 620 millones de dólares).

El índice Merval de Buenos Aires también descendió (ver aparte).

El IPSA de Santiago cerró con una variación negativa de 0,66 % y se estacionó en 5.259,29 puntos, tras sumar operaciones por 89.396.985.607 pesos chilenos (unos 136,48 millones de dólares).

El Colcap colombiano restó un 0,47 % y quedó en 1.524,96 enteros, al cabo de transacciones por 65.330,45 millones de pesos colombianos (unos 22,1 millones de dólares).

Y el índice de Bonos Globales de la Bolsa de Valores de Montevideo restó 0,11 % y se ubicó en los 107,98 puntos, tras reportar operaciones por 10.070.021 pesos uruguayos (unos 328.163 dólares).

La caída de la lira ayer “demuestra que los inversores están cada vez más preocupados por la inminencia de una crisis monetaria total”, señala David Cheetham, analista de XTB.

La divisa turca sufre pérdidas desde hace años, pero la hemorragia se agravó en los últimos años debido a la grave crisis diplomática con Estados Unidos por el arresto de un pastor estadounidense en Turquía.

Los dos países, aliados en la OTAN, impusieron sanciones recíprocas a responsables gubernamentales. Aunque se trata de medidas simbólicas, preocupan a los inversores extranjeros, de los que depende la economía turca.

Al anunciar en Twitter que autorizaba el alza de los aranceles al acero y el aluminio turcos, Donald Trump mencionó la bajada de la lira turca frente al dólar y declaró: “Nuestras relaciones con Turquía no pasan por un buen momento”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados