Al igual que las personas, es posible que los animales también se vean afectados por las alergias que pueden producirse por cuestiones ambientales o por alimentos. Son respuestas inmunológicas frente a un alérgeno que pueden producir distintos tipos de brotes. Lo que hay que tener en cuenta.

Al igual que las personas, es posible que los animales también se vean afectados por las alergias que pueden producirse por cuestiones ambientales o por alimentos. Son respuestas inmunológicas frente a un alérgeno que pueden producir distintos tipos de brotes. Lo que hay que tener en cuenta.

Ante cambios de clima o modificaciones en la alimentación es muy común que se produzcan alteraciones físicas en los seres humanos, las cuales son comúnmente conocidas como alergias. En ese sentido, pocos saben que los perros también pueden ser propensos a sufrir alteraciones de este tipo por lo que es importante tenerlas en consideración por cualquier cosa extraña que se vea en el comportamiento habitual.

Marta Alonso, veterinaria especializada en perros, comenta que “las principales razones que llevan a que puedan producirse alergias en perros son a causa de razones ambientales y por ingesta de alimentos. Son respuestas inmunológicas frente a un alérgeno que generan los brotes mayormente”.

Ya sea por temas ambientales o alimenticios, ambos tipos de alergia se manifiestan igual que “sucede en los hombres. Se dan estornudos, picazones y brotes mayormente. Son realmente muy molestas para los animales por lo que el cambio en el comportamiento es casi inmediato y muy evidente por lo que los dueños deben reaccionar rápido y llevarlos a un profesional veterinario”.

Los principales síntomas son: “En aquellas alergias ambientales, el can mostrará picazón en el cuerpo, lamidos constantes de las patas o diferentes tipos de infecciones, mientras que en las alimentarias se puede notar que el perro tiene diarrea o vómito crónico y eso no quiere decir que el problema sea constante, sino que se desarrolle al menos una vez por semana”.

Los más cachorros son los más expuestos a este tipo de problemas: “Se da con mucha más frecuencia en aquellos que van desde los 6 meses hasta los 3 años de edad. Antes que intentar solucionar el problema, lo mejor es intentar diagnosticarlo. Muchas veces se pasan años tratando de solucionar problemas que desconocen por lo que le mejor es primero llevar a la mascota a un dermatólogo veterinario que es la persona indicada para diagnosticar alergias”.

Lo mejor es no dudar y accionar lo más rápido posible para evitar que los problemas se sigan expandiendo y generando dolores de cabeza completamente innecesarios en la salud del cachorro. Ante picazones y brotes, si no hay una solución rápida se pueden generar infecciones que deparan en otras anomalías.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados