Hugo Lloris, el arquero y capitán de la selección de Francia que ganó la Copa del Mundo en Rusia el mes pasado, fue detenido en horas de la madrugada en Londres por conducir en estado de ebriedad, y se disculpó por dar un mal ejemplo con un comportamiento “inaceptable”. Lloris iba conduciendo su auto cuando en una parada rutinaria en el distrito de Marylebone, la Policía Metropolitana lo paró para un control y comprobó su estado de ebriedad. Lloris fue puesto en libertad bajo fianza, pero antes debió pasar una siete horas en un calabozo (según el diario The Sun) antes de recibir una acusación formal por la que deberá comparecer ante un tribunal de magistrados.

Lloris cenó en el Bagatelle, un restaurante franco-mediterráneo del barrio de Mayfair, en compañía de otros dos jugadores de su país que juegan en equipos de Londres, Olivier Giroud (Chelsea) y Laurent Koscielny (Arsenal). Y se pasaron de brindis, por lo que parece. “Deseo disculparme con todo el corazón con mi familia, el club, mis compañeros, el técnico (Mauricio Pochettino) y todos los hinchas. Conducir ebrio es completamente inaceptable, tomo absoluta responsabilidad de mis actos y no es el ejemplo que quiero dar”, dijo Lloris en un comunicado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados