La murga De Paso Cañazo de Villa Soldati tuvo que terminar el domingo cuatro horas antes de lo previsto la fiesta que convocó a medio millar de personas y a murgas porteñas y Mar del Plata. Personal del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llegó al club José Soldati para hacer valer una clausura de 2016 que no había impedido que la institución realizara el resto de sus actividades, al menos hasta ese momento.

La murga organizadora, que no estaba al tanto de la clausura, señaló: “Después de tantos años lograron que tengamos que terminar antes una de las actividades culturales más populares que se desarrollan en el barrio y por gente del barrio”. La situación tenía destino incierto por la exigencia del final abrupto y la presencia policial, pero De Paso Cañazo logró conducir el problema convenciendo a las autoridades de que antes de finalizar el encuentro se pudieran presentar las dos murgas que faltaban, una de las cuales había hecho más de 400 kilómetros de ruta, como comentó Gastón Castelo, de De Paso Cañazo. El murguero se disculpó con la concurrencia por no haber podido terminar la celebración y agradeció porque el público “entendió, nos acompañó y se solidarizó con nosotros”. Agregó que “no reaccionamos, no tuvimos una actitud violenta, que hubiera perjudicado al género y tal vez era lo que buscaban”. Episodios de este tipo no son infrecuentes. “Nos dimos cuenta que estos años vuelven a pedir poner el hombro y bancar la calle”, terminó Castelo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados