El ex juez volvió a los Tribunales de Comodoro Py, estuvo más de dos horas en la fiscalía de Stornelli y, a pesar de las especulaciones, no se convirtió en arrepentido. Lo custodia Gendarmería.

N orberto Oyarbide volvió a los Tribunales de Comodoro Py, y tras más de dos horas en la fiscalía de Carlos Stornelli ratificó sus dichos ante la Justicia: pese a un discurso oscilante en menos de 24 horas, reiteró que recibió presiones. Contó que tuvo una reunión en un inmueble de la calle Córdoba con el entonces poderoso espía Jaime Stiuso y el operador judicial Javier Fernández, quienes le pidieron en ‘nombre de Néstor y Cristina Kirchner celeridad en la causa de enriquecimiento ilícito’. Pese a las especulaciones, Oyarbide no se convirtió en arrepentido y su nueva declaración dará lugar a otra investigación.

Después de su estridente paso del miércoles por los Tribunales Retiro, el ex juez federal se presentó ante Stornelli en la causa de los ‘cuadernos de las coimas’. En un discurso oscilante con un día de diferencia, pidió declarar de nuevo, tras el impacto de sus dichos del miércoles al mediodía, cuando prestó declaración indagatoria. Al finalizar, ante la prensa aseguró que le “apretaron el cogote” para cerrar la causa por enriquecimiento ilícito contra la familia Kirchner. Allí mencionó al auditor General de la Nación Javier Fernández y al ex espía Jaime Stiuso como quienes estaban detrás de los aprietes. Norberto Oyarbide se mostró preocupado y, entre lágrimas, pidió ampliar su declaración indagatoria en la causa de los cuadernos de las coimas , y dijo que teme que lo maten”.De hecho, denunció anoche amenazas de muerte, por lo que la Justicia le asignó custodia de la Gendarmería Nacional.

Fuentes judiciales revelaron a NA que Oyarbide aseguró que recibió las amenazas a través de una nota entregada en su domicilio particular y por desconocidos que lo siguieron por la tarde y le hicieron señas como si estuvieran percutando un arma. Las amenazas denunciadas por el ex magistrado se produjeron luego de que se presentara a declarar por segundo día consecutivo ante el fiscal Carlos Stornelli y denunciara aprietes del gobierno de Néstor Kirchner respecto a su fallo en una causa de 2008 por presunto enriquecimiento ilícito del matrimonio presidencial.

Antes de regresar a los Tribunales de Comodoro Py, Oyarbide había brindado una entrevista radial en la que, entre lágrimas, señaló que temía por su vida: “Si me quieren matar, que me maten. Ya está. Ojalá que lo escuche el Presidente todo esto. Le tengo que pedir una custodia al juez. No puedo andar por la calle”, sostuvo.

El martes, ante el fiscal, Oyarbide volvió a declarar. Lo hizo por más de dos horas, y ratificó sus acusaciones contra el operador judicial del PJ y el ex espía de la SIDE. Contó más detalles, al señalar que mantuvo un reunión en un inmueble de la avenida Córdoba, en Capital Federal, con Stiuso y Fernández ‘quienes en nombre de Néstor y Cristina Kirchner me pidieron celeridad en la causa por enriquecimiento.El ex juez federal radicó una denuncia con las acusaciones contra Fernández y Stiuso. Esto será sorteado hoy por el fiscal Stornelli, y dará lugar a una nueva investigación.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados