El gobierno acordó con los gremios estatales nacionales el pago de dos sumas fijas, de $ 2 mil y $ 4 mil, con los sueldos de octubre y noviembre. Prometió adecuar salarios en febrero si se dispara aún más la inflación.

L o que el gobierno negaba hace meses como gesto hacia el mercado para bajar el déficit fiscal lo terminó concediendo anoche. Finalmente el Ejecutivo acordó con los gremios estatales nacionales el pago de dos sumas fijas, de $2 mil y $4 mil con los sueldos de octubre y noviembre, respectivamente, y la promesa de adecuar salarios en febrero si se dispara aún más la inflación, un mecanismo de revisión que había sido descartado en junio pasado cuando se firmó la paritaria original.

Es que en la paritaria firmada entre el gobierno y UPCN, el gremio mayoritario ya que ATE no la rubricó en rechazo a lo convenido, se había estipulado un aumento del 15% pagadero en tres tramos sin cláusula de revisión.

Empero, en las últimas semanas la devaluación del peso terminó quebrando las proyecciones inflacionarias oficiales que ahora se estiman por encima del 32%.

Ante el cambio de escenario y la reapertura de las paritarias del sector privado, se hizo insostenible el acuerdo original por la brutal caída del poder adquisitivo de los asalariados estatales nacionales.

Fue así que ayer bien temprano Andrés Rodríguez, titular de UPCN y miembro del grupo de sindicalistas dialoguistas de la CGT que confrontan con Hugo Moyano, dio una pista: “Esta semana estamos pidiendo la reapertura de las paritarias. Nosotros vamos a solicitar los 20 puntos de diferencia entre los 15 acordados y los 35 de inflación estimada”, declaró a radio La Red.

Finalmente no hubo reapertura de paritarias pero sí llegó una recomposición salarial en virtud de “un contexto de adecuación de las metas inflacionarias”.

Anoche se firmó el entendimiento entre los ministros Jorge Triaca (Trabajo), Andrés Ibarra (Modernización) y el “Centauro” Rodríguez, como representante de los trabajadores. Como anteriormente, no hubo apoyo a la medida por parte de Hugo “Cachorro” Godoy, de ATE, que rechaza los términos del acuerdo.

De esta forma, el Estado aprobó el pago de dos sumas fijas “remunerativas y no bonificables de $2 mil y de $4 mil a hacerse efectivas con los haberes de octubre y noviembre respectivamente”.

Además, el convenio prevé “incrementar los valores del premio estímulo a la asistencia a partir del 1º de junio de 2018 en un 15% e incorporarlo en el convenio colectivo de trabajo general”.

En este marco, las partes se comprometieron “en febrero de 2019 y en el marco de las condiciones fiscales que fueran vigentes” a reunirse “a los efectos de evaluar posibles mecanismos para la adecuación de la pirámide salarial”.

Semanas atrás Triaca había declarado que los aumentos salariales del sector público se harían “en función de los recursos disponibles”.

“Tenemos que diferenciar el sector público del privado. Las restricciones de financiamiento del sector público impactan a docentes universitarios y todos los otros sectores del Estado. Tenemos que cuidar recursos, entendiendo que son limitados y que tenemos que seguir brindando los servicios”, declaró el funcionario.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados