p ESTABA DOS GOLES ARRIBA Y JUGABA BIEN, PERO EN UN RATO LE EMPATARON Y SE DERRUMBO. LANUS PUDO REACCIONAR RAPIDO A LA DESVENTAJA Y ESE FUE SU MERITO. LA IRREGULARIDAD ES COMUN PARA AMBOS.

E l murmullo final es pura impotencia. El hincha de San Lorenzo quiere saber cuando su equipo volverá a ganar un partido. Ya quedó lejísima la victoria contra Racing de Córdoba por la Copa Argentina, y si bien lo que expresa como equipo hasta ahora no le dio demasiados motivos para ganar, contra Lanús hizo algún mérito más para quedarse con los tres puntos, pero otra vez nada, o un punto, que a esta altura es más de lo mismo.

Al equipo del Pampa Biaggio le faltó oficio para cuidar ese 2 a 0 que había edificado tal vez en los mejores momentos futbolísticos desde que arranco la temporada. En ese lapso, Botta aprovechó un pelotazo preciso de Senesi para quebrar las débiles manos de Guillermo Sara, y Blandi, -un paso adelantado- le sacó el jugo a un centro del pibe Elías Pereyra para poner a su equipo dos goles arriba.

¿Iba a ser el día de San Lorenzo?. Parecía que si. Después del primer tanto el partido se destrabó y el que aprovechó la situación fue el local, no solo con los goles sino con un juego más continuo que el proponía el Granate, que sólo aprovechaba las ventajas que daba Víctor Salazar cada vez que Lautaro Acosta y Pasquini iban por su lado, pero San Lorenzo tenía la historia controlada.

Está claro que el equipo de Biaggio no puede estar tranquilo nunca, un remate desde lejos de Pereyra Díaz encontró una mala respuesta de Navarro, cuyo rebote terminó en los pies de Ribas para poner el descuento. Ya la diferencia de dos tantos no estaba más y las inseguridades volvieron a instalarse en el Gasómetro. El gol fue a los 41 minutos y en el primer minuto del complemento llegó el segundo golpe; centro desde la izquierda en una pelota parada y cabezazo abajo del pibe Thaller junto al palo de Navarro. En un rato Lanús borró la desventaja y encima quedaba un tiempo por delante. Ahí apareció la peor cara del local, la del último tiempo, la que le impide trasmitir seguridad a los hinchas, la misma que bloquea a los jugadores y a la que el Pampa Biaggio no le puede encontrar la forma de mejorarla. Lanús se animó un poco más y lo hizo tambalear al Ciclón, incluso con un remate de Lodico que devolvió el palo. San Lorenzo se reveló un rato después de reponerse del empate. Fue a buscar otra vez a Sara, pero no le alcanzo. Su momento había pasado y a esa altura no tenía la lucidez del primer tiempo.

Tal vez una victoria le devuelva a San Lorenzo y a Biaggio esa confianza que hoy no tiene, y que se nota en su juego y también en sus pobres resultados que marcan el andar del equipo.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados