Señor director:

Mi señora, Amelia Ares, compró un audífono. Le dijeron que si lo compraba le daban la plata más rápido que si se lo daba IOMA. Ella pidió un préstamo. Le dijeron que se lo iban a reintegrar pero nadie sabe nada. Le dicen que está en San Justo pero nada. Fue a IOMA cerca de casa y le dicen que tiene que esperar. La tienen de acá para allá todo el tiempo. Le descuentan Ganancias, el aguinaldo pero no le devuelven lo ella pagó porque le dijeron que era la mejor opción.

Antonio A Díaz

DNI 5.594.137

Trámites

Señor director:

Desde el año 2013 estoy tramitando el cobro de bonos de ex agente de YPF de mi marido, Mario Rubén Guevara, DNI 11.343.380, quien inició el trámite en 2002. El falleció en el 2009. El expediente está en Ministerio de Hacienda, calle Alsina 456, CABA. Hasta ahora no tengo respuestas y estoy al límite de situación de calle.

Fidelina Castro

DNI 12.491.159

Artistas

Señor director:

En una sociedad como la nuestra, de consumo, opulenta para pocos, cuyo Dios es el mercado, la imagen reemplazó al concepto. Es que se dejó de leer para mirar, aún cuando rara vez se ve. Y así los artistas, actores, cantantes, locutores y conductores televisión han reemplazado a los intelectuales. Este reemplazo viene de otro más profundo; cuando los intelectuales, sobre todo a partir de la Revolución Francesa, vinieron a remplazar a los filósofos. Es cierto que siguió habiendo filósofos, pero el tono general de estos últimos dos siglos marca su desaparición pública. El progresismo, esa enfermedad infantil de la socialdemocracia, se caracteriza por asumir la vanguardia como método y no como lucha, como sucedía con el viejo socialismo. Hoy que en nuestra sociedad de consumo donde las imágenes han reemplazado a los conceptos nos encontramos con que los artistas son, en definitiva, los que plasman en imágenes los conceptos. Y la formación del progresista consiste en eso, en una sucesión de imágenes truncas de la realidad. El homo festivus, figura emblemática del progresismo, del que hablan pensadores como Philippe Murray o Agulló, encuentra en el artista a su ideólogo. El artista lo libera tanto del esfuerzo de leer (hábito que se pierde irremisiblemente) como del mundo concreto. El progresista no quiere saber sino solo estar enterado. Tiene avidez de novedades. Y el mundo es ‘su mundo’ y vive en la campana de cristal del los viejos almacenes de barrio donde las moscas (el pueblo y sus problemas) no podían entrar. Los progresistas porteños viven en Puerto Madero, no en Parque Patricios. La táctica de los gobiernos progresistas es transformar al pueblo en ‘la gente’, esto es, en público consumidor, con lo cual el pueblo deja de ser el agente político principal de toda comunidad, para cederle ese protagonismo a los mass media, como ideólogos de las masas y a los artistas, como ideólogos de sus propias élites. El artista cumple con su función ideológica dentro del progresismo porque canta los infinitos temas de la reivindicación: el matrimonio gay, el aborto, la eutanasia, la adopción de niños por los homosexuales, el consumo de marihuana y coca, la lucha contra el imperialismo, la defensa del indigenismo, de los inmigrantes, de la reducción de las penas a los delincuentes, un guiño a la marginalidad y un largo etcétera. Pero nunca le canta a la inseguridad en las calles, la prostitución, la venta de niños, el turismo pedófilo, la falta de empleo, el creciente asesinato y robo de las personas, el juego por dinero, etc. No, de eso no se habla como la película de Mastroiani. En definitiva, no ve los padecimientos de la sociedad sino sus goces. El artista como actor representa todas aquellas obras de teatro en donde se representa lo políticamente correcto. Y en este sentido, como dice Vittorio Messori, en primer lugar está el denigrar a la Iglesia, criticar al orden social, a las virtudes burguesas de la moderación, la modestia, el ahorro, la limpieza, la fidelidad, la diligencia, la sensatez, haciéndose la apología de sus contrarios. Es que el artista está educado en la diferencia, lo vemos en su estrafalaria vestimenta y conducta. Él se piensa y se ve diferente pero su producto termina siendo un elemento más para la cohesión homogeneizadora de todas las diferencias y alteridades. Es un agente más de la globalización cultural.

Alberto Buela

buela.alberto@gmail .com

Pascuas

Señor director:

Felices Pascuas de Resurrección del alma, del camino de la luz del abrazo. Basta de violencias indebidas. Nuestra Estela Raval repetía como una plegaria que el alma era la victoria. En nombre de esa filosofía Felices Pascuas a los amados periodistas, gracias y le deseamos Felices Pascuas a Ariel Puchetta - Ráfaga, amigo de la vida y del Show del Amor. A toda la hermosa gente que me acompaña en este Show, por su fe y a mis 6 hijitos del corazón, Néstor, Andrés, Francisco Luna, Lucia y Agustín, por ser el motor sublime de mi corazón y al cielo Feliz Pascuas a mama Estela Raval a quien le debo lo que soy. Adelante y siempre con amor. Abrazos.

Marcelo Raval, Angel Sena

marceloravelo5latino @gmail.com

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados