Señor director:

Mundialmente, los gobiernos detestan a los jubilados. No entienden que son personas que contribuyeron en el crecimiento de las naciones y también aportaron con sus salarios para gozar en la vejez de un sustento mensualmente “digno” que cubra con sus necesidades.

En el país, hace tres años que encendieron los altos hornos de exterminio de la tercera edad. Los índices para actualizar los salarios (haberes jubilatorios) los elaboran profesionales faltos de cálculos y de conocimiento idóneos. Saquean sin permiso legal las arcas de las reservas del Anses, del PAMI y, en lugar de otorgarles incrementos salariales, los inhiben negándoles el bono de necesidad y urgencia.

Y a aquel jubilado que, por mérito, consiguió mantenerse con los intereses de algún magro plazo fijo, también se lo confiscan por el impuesto inventado. Pero miran para otro lado cuando la inversión la realizan extranjeros o argentinos que se la llevan al extranjero para no pagar.

Mario Raúl Gómez

LE 7.600.132

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados