Señor director:

Cuando vemos las enormes desgracias que suceden en el mundo, no comprendemos las razones. Las personas se matan porque tienen o no tienen, algo que otro envidia y/o desea. Pero la vida ha dejado de tener valor, que antes le asignábamos. Nos llena de espanto, ver a millones de desplazados por ciertas ambiciones de unos pocos. Es cuando nos preguntamos, ¿Cuál es la diferencia entre ser de aquí o de allá? Todo se reduce a ambiciones políticas y/o comerciales de unos ególatras. Además no se razona que de todo lo que obtengan, al morir, nada se llevarán. Los grandes conquistadores del mundo, al morir solo dejaron semillas de maldad sembradas. Han germinado un tiempo corto y luego han sucumbido, bajo una enorme capa de odio. Recordemos a Stalin, ocupaba desde el Pacífico casi hasta el Atlántico. ¿Dónde está hoy? Odiado por millones de seres que estuvieron sojuzgados por su teoría del personalismo, ambición y estupidez. Terminemos con esas teorías contra-natura, que es el populismo. Si no paga hoy, lo pagará mañana.

Niurka I. Soarez

[email protected]

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados