Una pericia confirmó que las manchas halladas en la casa del detenido por la desaparición del mecánico Ariel Alé, ocurrida hace 22 días en la localidad bonaerense de General Rodríguez, son de sangre humana.

Una pericia confirmó que las manchas que reaccionaron con luminol en la casa del detenido por la desaparición del mecánico Ariel Alé, ocurrida hace 22 días en la localidad de General Rodríguez, son de sangre humana. Como consecuencia directa de ella, la Fiscalía evalúa imputar al sospechoso por el delito de “homicidio” a pesar de que aún no se encontró el cuerpo.

‘Hay que seguir con la investigación, pero después de tres semanas de búsqueda y estas novedades periciales no se puede pensar en otra cosa que en un final trágico’, dijo uno de los investigadores del caso, que trabaja a las órdenes del fiscal Federico Luppi, de la Unidad Funcional de Instrucción Nro. 10 de Moreno-General Rodríguez, quien recibió ayer los resultados de las pruebas que se realizaron en laboratorio en torno a las manchas que reaccionaron en forma positiva con luminol en la casa de Damián Álvarez (de 28 años), el único detenido que tiene la causa.

‘Las pruebas de manchas biológicas arrojaron resultado positivo en cuanto a que es sangre humana’, se indicó, aclarando que la semana próxima les darán fecha en el laboratorio químico de la Policía de la Ciudad para hacer un cotejo de ADN, que revelará si esos restos hemáticos son del mecánico Alé, tal como se sospecha.

“Las manchas de sangre, que estaban lavadas, fueron halladas en el piso de una habitación y en el lavatorio de un baño de la vivienda de Alvarez, situada en la calle Providencia al 1000 de la localidad de Francisco Alvarez”, manifestaron los investigadores, quienes sostuvieron que “con estos resultados, las declaraciones testimoniales que hay en la causa y pese a que aún no se encontró el cadáver, el fiscal Luppi ya evalúa imputarle a Damián Alvarez el homicidio de Ariel Alé”.

Hasta ahora, este joven estaba detenido sólo por ‘hurto calificado’ por haber entrado a la casa del mecánico desparecido, con una llave original para apoderarse y vender algunos de sus bienes.

Ariel Alé (38) desapareció el pasado viernes 9 y merced a las averiguaciones realizadas por sus propios familiares y amigos, se supo que la última persona que estuvo con él fue Damián Alvarez.

El sospechoso había conocido al mecánico a través de su hermano, quien participa activamente de las marchas que se llevan adelante para impulsar la búsqueda de Alé, a pesar de ser familiar del detenido.

Alvarez quedó apresado por sus contradicciones y porque se determinó que había entrado a la casa de Alé, situada en el cruce de las rutas 24 y 5, del denominado barrio ‘Las Latas’ de General Rodríguez, para desvalijarla, llevarse documentación y vender sus cosas, según surge de la investigación del fiscal Luppi, llevada adelante por efectivos de la DDI de Moreno-General Rodríguez.Al declarar ante la justicia, Alvarez dijo que él le había comprado al mecánico dos motos y un auto Ford Mondeo por 480.000 pesos y que con ese dinero seguramente Alé se había ido a Córdoba, donde tiene familiares. Sin embargo, tanto el fiscal Luppi como la familia sospechan que pudo haberlo asesinado.En la causa hay dos testigos que comprometen la situación del acusado,, ya que escucharon de su propia boca que Alé le debía dinero, que no se lo devolvía y que lo quería ‘matar’.’Nuestra sospecha es que a Ariel lo asesinaron para quedarse con sus cosas y por eso no aparece. El hombre que está detenido le vendía cocaína para consumo personal a mi hermano. Todo el barrio sabe que Damián vendía droga’, denunció Fátima Alé, hermana del mecánico desaparecido, quien al conocerse el resultado de la pericia, afirmó que “quiero creer que aún está vivo, pero me cuesta guardar la ilusión”.

‘Ojalá, Dios quiera, que no sea sangre de Ariel pero, en realidad, todo apunta a que sí. Y si es así es porque este hombre lo mató para quedarse con sus bienes, otra cosa no se nos ocurre’, expresó Fátima Ale, al mismo tiempo que concluyó: ‘Es muy triste, queremos pensar que no, queremos tener fe en que aún está con vida, o que lo haya tirado por ahí y no esté muerto, pero con la cantidad de sangre que se encontró...Ojalá que el ADN diga que no es la sangre de Ariel, aunque todo indica que sí’.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados