Hay bandas especializadas en esta modalidad. Convencen a la víctima de que un familiar es golpeado y mutilado, con “actores” que simulan dolor, con una puesta en escena muy bien estudiada.

Cristina Maidana tiene 35 años y vivió una verdadera pesadilla, cuando cayó en la trampa de una banda de secuestradores virtuales, que la convencieron de que tenían capturado a su esposo. Pero no sólo eso, porque los sujetos hicieron un simulacro de torturas, con gritos desgarradores de auxilio. La técnica de provocar terror funcionó perfectamente, ya que la víctima hasta vendió un auto para juntar la suma de dinero que le exigían. El caso no es aislado, en el marco de un recrudecimiento de la modalidad, con bandas que perpetran los hechos tras realizar inteligencia y con montajes dramáticos para terminar de convencer a las personas.

En diálogo con Diario Popular, el licenciado en Seguridad Pública Luis Vicat, explicó que ‘viene creciendo el accionar de grupos delictivos dedicados en los secuestros virtuales, pero que ahora sumaron los simulacros de torturas o fusilamientos, que es la técnica perfeccionada, ya que lo se busca es generar el mayor terror en las víctimas, causarles un shock emocional profundo, para que no puedan reaccionar, racionalizar lo que sucede, lo que deriva en que puedan aprovecharse de la ocasional víctima para lograr sus objetivos’.

El paradigmático caso mencionado ocurrió en la provincia de Corrientes, donde en pocos días se registraron siete episodios similares. Maidana vive en la localidad de Paso de los Libres, y su marido es productor agropecuario. Durante el llamado que recibió, el ‘negociador’ le aseguró que tenían capturado al hombre. En medio de las amenazas, la mujer comenzó a escuchar gritos desgarradores, presuntamente de su marido, pidiendo auxilio. Así, la mujer fue cediendo a todas las exigencia. Le pidieron 20.000 pesos por el rescate, y la víctima terminó vendiendo un auto, por el que en una agencia le abonaron 7.000 pesos de adelanto.

Luego, ocurrió la segunda etapa de la sofisticada trampa. Porque la banda le dio instrucciones a la mujer para que deposite el dinero en una cuenta de la compañía Western Union, con un código especial para que el monto pueda ser retirado en cualquier sucursal del país. Así fue, porque una vez que se realizó el depósito, a los pocos minutos alguien retiró la plata en Córdoba. Pasado un rato, el marido de la mujer apareció en su casa, en perfecto estado. Nunca había estado raptado. Ahora, la policía investiga otros seis hechos similares sólo en esa provincia.

Acerca del tema, Alicia Angiono, de la asociación Madres y Familiares de Víctimas (Mafavi), expresó que también reciben casos de familias que padecieron situaciones similares. ‘El último fue en Ituzaingó, con una mujer mayor que tiene a una señora que la cuida. La llamaron y les aseguraron que le cortarían un dedo a una hija. T

odo el episodio fue dramático, desesperante. Cuando estaban convenciendo a la señora, un vecino tomó contacto con la situación, y pudo abortar la trampa. Lo cierto es que hay que estar alertas ante esos hechos, que afectan a las personas mayores’, señaló Angiono.

Vicat, finalmente, indicó que ‘el acto teatral que llevan a cabo está muy estudiado, al detalle, con gritos y pedidos de auxilio orientados a generar la distorsión de quien recibe el llamado’.

El caso que reveló un concejal de Mardel

Un concejal de Mar del Plata reveló que una banda convenció a sus padres que lo mantenían raptado y bajo torturas.Trascendió que el hecho ocurrió cuando un sujeto, haciéndose pasar por policía, llamó a la casa de los padres del concejal Nicolás Maiorano, para darles aviso de que su hijo había tenido un accidente.

Luego les dijeron que se trataba de un secuestro y amenazaron con matar al concejal. Les exigieron dinero, las alianzas y algunas joyas. Una vez que los delincuentes se hicieron con el botín, Maiorano padre llamó a su hijo, que no sabía nada sobre un secuestro.





Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados