Maxi González fue asesinado en 1999 en Santos Lugares. Su mamá, Rosa García, luchó para descubrir la verdad y obtener justicia. Investigó y aportó pruebas clave, en una causa que estuvo a punto de cerrar.
Coraje es la palabra que define a Rosa García, una mujer que toda su vida luchó, para salir adelante, cuidar a los suyos y aún más desde que le arrebataron la vida de su hijo Maximiliano González en un crimen, buscando justicia para aquellos que sufrieron la violencia. El 8 de enero de 1999, en un descampado de los talleres ferroviarios de Santos Lugares, el joven de 20 años fue asesinado de un golpe en la cabeza con un objeto contundente.

Su madre fue quien lo encontró, cuando le habían dicho en la comisaría que esperase. Nunca más se detuvo. La causa estuvo viciada de incompetencia y falta de coherencia, pero ella peleó por la verdad, logrando que el expediente jamás se cierre. Ahora, trece años después, finalmente sentará en el banquillo de los acusados, en un juicio oral, al presunto responsable, un efectivo de la Policía Federal.

“Todo esto, desde que encontré el cuerpo de Maxi, hasta ahora que comienza el juicio, fue un larguísimo proceso. Estoy orgullosa, siento que cumplí mi promesa con mi hijo, de no bajar los brazos y seguir peleando hasta llegar a este momento tan especial. Tengo la esperanza de saber en el juicio por qué murió Maxi, por qué lo mataron, algo que hasta ahora no se sabe”,
señaló Rosa, que estará acompañada por funcionarios, organizaciones de derechos humanos y familiares de víctimas.

El momento de la verdad comenzará el martes, en el Tribunal Oral en lo Criminal 2, del Departamento Judicial de San Martín, donde los jueces Gustavo Garibaldi y María del Carmen Castro (la terna se completa en estas horas) comenzarán a escuchar testimonios, resultados de pericias y alegatos que tienen al efectivo policial Diego Fernando Ignoto como presunto responsable del crimen de Maximiliano. La sospecha es que antes de matarlo, de un certero golpe en la cabeza, el agresor obligó al joven de 20 años a arrodillarse, luego de maniatarle las manos en la espalda con un pañuelo.

A pesar de esto, la primera hipótesis de la justicia mencionaba una sobredosis, pero Rosa no lo creyó, y las pruebas toxicológicas le dieron la razón. Luego, siguió perdiéndose tiempo cuando se especuló que el muchacho se había arrojado desde un galpón en el marco de un suicidio, pero las pericias posteriores desvirtuaron esa teoría. La madre de Maxi, que no tenía experiencia en técnicas criminalísticas, estaba convencida que la muerte de su hijo era derivación de un ataque criminal. Así fue.

“El expediente fue archivado en varias ocasiones, y costaba mucho que lo reabrieran, al punto que la causa estuvo a punto de extinguirse, sin embargo se cumplió el objetivo de sumar pruebas, evidencias y testimonios que por un lado lograron mantener abierta la pesquisa y fundamentalmente permitieron alcanzar esta etapa de debate oral, donde no sé bien qué va a pasar, pero es muy importante para mí que la memoria de Maxi tenga esta oportunidad”
, señaló Rosa.

El imputado Diego Ignoto, efectivo de la Policía Federal, podría recibir una condena a prisión perpetua por la calidad del delito. En el debate se mencionará la alevosía, por el estado de indefensión del muchacho al recibir un letal golpe en la cabeza con un objeto contundente. Hasta el momento, el móvil es un misterio. Hay, sin embargo, suposiciones que podrían confirmarse en el debate. Por ejemplo, se sospecha que el chico, que brindaba clases de fútbol a chicos humildes de Tres de Febrero en el mismo lugar donde encontró la muerte, vio “algo” que no debía, en el momento “incorrecto”. Por tal razón, lo silenciaron de la forma más extrema.

Durante estos años, las situaciones “extrañas” se multiplicaron. Al punto que hay pruebas que desaparecieron y un testigo clave, que había observado la secuencia del crimen y estaba dispuesto a declarar, murió en un “accidente” callejero.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados