Amenazas, secuestros de máquinas que son “encriptadas”, tráfico de armas, de drogas, trata de blancas, estafas y distribución de material de pornografía infantil, son algunas de las nuevas modalidades delictivas que surcan el ciberespacio, y que están bajo la lupa de la División de Delitos en Tecnología y Análisis Criminal de la Policía Federal. “Los delitos han cambiado. Lo que se denomina la aldea global impone otro tipo de reestructuración, pero además es una manera nueva de pensar. Esta es una era muy especial, la era de las comunicaciones, ya a pleno”, explicó el titular de esa repartición, comisario Rodolfo Kolef, quien fue parte del operativo que permitió desbaratar una red mundial de pornografía infantil el pasado 21 de febrero. De modales atildados y un amplio conocimiento intelectual sobre el mundo que se avecina, Kolef asume que el desafío que plantean estas nuevas formas delictivas merecen una especialización permanente por parte de su grupo de trabajo, y de él mismo. Un nuevo paradigma Con tono académico, el comisario desmenuzó lo que interpreta como la última ruptura en la historia de la humanidad: la era de las comunicaciones, y los interrogantes que ésta plantea a todas las sociedades. “En el mundo se han producido un montón de rupturas en la historia de la humanidad, rupturas de tipo de conocimiento. Hay muchos autores que hablan y hablaron de esto”, dijo, y citó entre ellos al más popular: Alvin Toffler. Desde la primera de esas rupturas producida por la revolucionaria teoría de Copérnico sobre la redondez de la tierra, pasando por la segunda de la mano de Darwin y su evolución de las especies, hasta la tercera, con la aparición de Freud, donde el hombre es víctima de su inconsciente, Kolef describió cómo todas las ciencias debieron adaptarse a esas nuevas realidades. “Entender esto es fundamental para hacerse una composición de lugar de cómo afrontar los delitos que aparecen en ésta última y fascinante era de las comunicaciones donde, como en todas las anteriores, las ciencias se vuelcan a explicar la realidad. Nosotros no somos la excepción”, precisó. El análisis de Internet Tanto es así, que al manejo lineal de los delitos reales, físicos, como el robo y el homicidio, entre otros, se superpuso la nueva modalidad a través de internet. “Creo que las policías a nivel mundial hemos avanzado al paso de este tipo de cosas, pero estamos en la génesis de los delitos. Todavía no han aparecido todos los delitos. Internet es la génesis y la síntesis de esas modalidades delictivas”, destacó. Un ejemplo son los mails. Nadie hubiese pensado años atrás sobre la virtualidad de las comunicaciones, en su intangibilidad. Hoy la legislación debe aggiornarse a este nuevo tipo de correspondencia que sufre también de violación, como si fuera una carta. “Entonces ahora la ley se ve obligada a reestructurarse para hablar de que si uno toma un mail de una persona, rompe las medidas de seguridad de ese mail como si fuera un sobre, se ve obligado a considerar eso como correspondencia. Entonces tiene que ser violación de correspondencia”, señaló el comisario. Juego de inteligencia Las personas que acceden a internet tienen básicamente un nivel adquisitivo diferente, además de tener conocimientos. A estas capacidades distintas se suman los problemas personales que tengan esos delincuentes, lo que representa un coctel explosivo. “Se trata de un juego de inteligencia”, reflexionó el comisario haciendo gala de su formación en comunicaciones, aunque reconoció que ese “juego no es, ni mucho menos, un facsímil del Play Station”. “Nada de eso. Es un juego de mente que se transforma en demente. Debemos establecer estrategias frente a las del enemigo virtual, que al fin de cuentas, es alguien de carne y hueso escondido detrás de una pantalla. Es un tipo inteligente que corre y al que hay que agarrar”. señaló.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados