Faltó apenas un senador para llegar al quórum, y del oficialismo hubo dos ausentes. Una fue una senadora fueguina, aliada de Cambiemos, que el martes fue sometida a una cirugía ocular "impostergable". Y el otro fue Esteban Bullrich, de vacaciones.

“Yo cuando era presidente del bloque del oficialismo tenía un control muy fuerte de las presencias”, deslizó ayer a modo de velada crítica Miguel Pichetto ante los periodistas de la sala del Senado, cuando ya había fracasado la sesión. Es cierto que Cambiemos es minoría en ambas cámaras, y más en la Alta, pero por esa misma razón debe extremar medidas para evitar sorpresas. No puede sufrir ausencias en una sesión clave, en la que todos los ojos de la sociedad están puestos allí.

Faltó apenas un senador para llegar al quórum, y del oficialismo hubo dos ausentes. Una fue una senadora fueguina, aliada de Cambiemos, que el martes fue sometida a una cirugía ocular “impostergable”, tal el argumento oficial brindado. El hecho de que la operación haya sido “programada con mucha anterioridad” es un justificativo endeble cuando se trata de alta política. Pero menos admisible resulta el caso de Esteban Bullrich de viaje por Europa con su familia. Fervientes militantes “pro vida”, no hubieran faltado si el debate por el aborto se postergaba una semana.

El caso de Bullrich remite a diciembre del año pasado, cuando estuvo a punto de faltar a la reunión de comisión en la que se debía dar dictamen al proyecto de Presupuesto 2018. El ex ministro de Educación pretendía irse unos días afuera con su familia para pasar las fiestas navideñas, pero tuvo que suspenderlo pues acababa de ser designado al frente de la Comisión de Presupuesto y el peronismo se negaba a que uno de sus miembros debiera presidir esa reunión en ausencia de Bullrich. “Defender el presupuesto es responsabilidad del oficialismo”, recordaron.

Si al oficialismo le faltan miembros, no podrá esperar que Pichetto lo compense. Suficientes problemas le ha generado este tema en una bancada donde quedó claro que la ex presidenta sigue ejerciendo fuerte ascendencia. Dos tercios del interbloque que conduce el rionegrino se ausentaron en una sesión que sirvió para exhibir lo dividido que está el peronismo y lo mucho que contribuye en eso el factor Cristina.

Amén de ello, el fracaso de ayer no habrá que buscarlo estrictamente en el tema del allanamiento testimonial, sino en el proyecto de extinción de dominio. Sin un acuerdo que permita una amplia aprobación en el Senado, el proyecto reformado quedaría a tiro de que los diputados ratifiquen el original, al que los senadores consideran “un mamarracho”. Algunos prefieren que no haya ley. i

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados