Luego de la propuesta elevada por el gobierno argentino para evitar el default, economistas estimaron que la pandemia puede llegar a favorecernos en la negociación por la deuda

Economistas consideraron que la pandemia de coronavirus puede "favorecer" a la Argentina para reestructurar la deuda y afirmaron que la propuesta presentada por el gobierno es la "culminación de una estrategia que parte de la base de negociar muy duramente con los "acreedores".

Además, recomendaron seguir de cerca qué hará la Argentina con el pago de vencimientos por US$ 500 millones previsto para el 22 de abril.

Federico Furiase, director de la consultora EcoGo, dijo que "si el gobierno toma la decisión de no pagarlos, dado que está en un proceso de negociación, empezarían a correr 30 días de gracia para extender la negociación de la deuda y, si no se alcanza un acuerdo, se entraría en un default de la deuda". En tanto, el ex director ejecutivo para Argentina del FMI Héctor Torres puntualizó que hay un "nivel de incertidumbre muy grande" por el COVID19 y analizó que el gobierno "no va a cambiar su oferta".

"El FMI reconoce que sus estimaciones son tentativas por la incertidumbre mundial", puntualizó, y alertó que si los acreedores no aceptan la propuesta argentina, "se entrará en una cesación de pagos formal".

"Las reservas disponibles son bastantes limitadas y vamos a tener que negociar con el FMI y el Club de París desde una situación más complicada", pronosticó.

Sostuvo que "la pandemia es una situación de fuerza mayor", por lo que los contratos financieros se hacen "imposibles" de cumplir.

En diálogo con el canal TN, se refirió a la propuesta presentada por el presidente Fernández y apuntó: "Es la culminación de una estrategia que parte de la base de negociar muy duramente con los acreedores".

Al ser consultado respecto de la presencia de gobernadores de la oposición en la presentación del gobierno en Olivos, criticó: "La unidad para un default no me causa mucha gracia. Hubiera preferido unidad para un programa económico".

"Pensar que la deuda puede ser sustentable con sólo una quita, a mi juicio, es una fantasía", advirtió, por lo que aseguró que la propuesta le deja "dudas".

Por su parte, el ex director del FMI para el Hemisferio Occidental Claudio Loser evaluó que la crisis por el coronavirus podría beneficiar al país y remarcó que contar con el apoyo de ese organismo multilateral "garantía no es, pero es un aliado importante".

ADEMÁS:

El gobierno consiguió la foto que estaba buscando

Médicos preveían contagios y advierten que continuarán

Martín Guzmán, insistió en que hay "fuertes" coincidencias con el FMI sobre cómo renegociar la deuda. En ese sentido, Loser estimó que ello "va a ayudar" a la Argentina, aunque "no da garantía de éxito".

Sobre la posibilidad de llegar a un acuerdo, manifestó que "favorece el hecho que está la pandemia" porque en ese contexto "todos van a querer negociar". Según su criterio, el gobierno debe "entender que es una negociación".

"Si los argentinos dicen que (la presentada) es la única opción, van a estar en una situación muy difícil", subrayó.

La oferta del canje de la deuda pública externa dada a conocer este jueves contempla un período de gracia de tres años y una quita en términos de pago de capital de 3.600 millones de dólares, con una reducción de intereses del 62%.

"A lo mejor no sea 62%, sino 50%, pero de todas maneras, será un alivio importante", enfatizó.

Para Loser, el hecho de que el gobierno haya contado con la presencia de mandatarios provinciales a la hora de dar a conocer la propuesta "le da un gran apoyo al gobierno y credibilidad a lo que está proponiendo".

Por su parte, el economista Guido Lorenzo, de la consultora LCG, consideró correcto "sacar valor vía intereses sincerando que el país no crece hace más de 10 años".

Lorenzo consideró que la propuesta es "poco agresiva" para la parte corta de la curva y "muy agresiva" para la larga, lo cual puede "incentivar a que entren los bonos cortos".

"Es difícil igual hacer números. Sacar capital o interés no es lo mismo, hay que valuar lo que ofrecen y eso aún no está", explicó.

Entre las dudas planteadas por el economista, preguntó si se van a capitalizar intereses en estos tres años solicitados de gracia.

En tanto, Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina, consideró que en la quita de capital nominal se tomó una decisión "bastante más suave de la esperada". "Sobre el resto de la renegociación, la reacción dependerá de las expectativas previas. Algunos especulaban con un período de gracia incluso más largo, de cuatro o cinco años", recordó.

Sigaut Gravina consideró que, tal como fue presentada, es difícil que la propuesta sea aceptada por los bonistas, a menos que el Gobierno ofrezca algún "endulzante" como algún pago en efectivo. "Todavía tienen un plazo de 20 días para negociar y podría ofrecer un pago, aunque no es fácil de hacer, porque la Argentina tiene bajas reservas y necesitaría sumar un garante", indicó.

El economista de Inversor Global Diego Martínez Burzaco dijo que la "primera respuesta del mercado es positiva. Los bonos más cortos AY24D y AO20D están reaccionando positivamente".

"No creo que los acreedores acepten libremente no cobrar nada durante tres años. Hay que ver si los intereses van capitalizando o no, si se reconoce algo de eso. Faltan detalles que se conocerán mañana", señaló.

Para el analista financiero Christian Buteler, la oferta es "menos agresiva de lo que se esperaba, sobre todo desde lo que es la quita de capital que en un momento se temió que fuese más importante, aunque hay un fuerte recorte a lo que es la quita de intereses, mientras que el plazo de gracia ya se daba por descontado".

"El mercado parece haber reaccionado bien en principio. Por lo menos así lo dicen las cotizaciones", consideró.

Camilo Tiscornia, economista y director de C&T Asesores Económicos, dijo que el anuncio fue muy global y falta conocer bien la estructura de bonos que van a presentar. Para Tiscornia, la tasa de interés es muy baja y advirtió que el gobierno "no habla de hacer ningún tipo de esfuerzo más que el crecimiento esperado a futuro. Es algo muy en el aire, un punto extremo, un tómalo o déjalo jugando con el contexto del mundo. Con una propuesta así me parece que va a ser muy difícil que la Argentina vuelva al mercado de capitales en los próximos años".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados