La Cámara Federal porteña rechazó la excarcelación del empresario Enrique Blaksley Señorans, conocido como “El Madoff argentino”, y de otros tres miembros de la empresa Hope Funds SA procesados por damnificar a unos 300 ahorristas, en lo que se cree que es la mayor estafa en la historia del país. La medida fue adoptada por la Sala I, integrada por Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun, que denegó un pedido de los abogados defensores para que les concedieran la libertad a los cuatro imputados principales que tiene la causa.

De esta manera, los camaristas confirmaron la decisión de la jueza María Servini de negarles la libertad, porque hay peligro de fuga, de entorpecimiento de la investigación y porque en caso de recaer condena en su contra, la pena en expectativa es superior a los ocho años de prisión.

La jueza Servini había tenido en cuenta que el enorme capital involucrado, estimado en miles de millones de pesos argentinos y dólares, “podría estar a disposición de todos los miembros del grupo” y consideró que “tienen los medios suficientes como para subsistir alejados de la jurisdicción, en especial con las cuentas bancarias y bienes en el exterior que tendrían, no sólo a título personal sino por medio de interpuestas personas y empresas”.

En consecuencia, seguirán detenidos Blaksley (53); su cuñado y gerente administrativo de Hope Funds, Federico Dolinkué (46); el encargado de formar las sociedades en el exterior, Alejandro Miguel Carozzino (37), y la gerente comercial, su cuñada Verónica Vega (43). Los cuatro están procesados por “asociación ilícita, estafas reiteradas en al menos 318 oportunidades, lavado de activos de origen ilícito y captación de ahorros no autorizada agravada por haber sido cometido mediante oferta pública” y tienen embargos millonarios en su contra. Para Servini, “de lo actuado hasta el momento, surge que Blaksley, con la colaboración de Carozzino, Dolinkué y Vega montó una estructura empresarial compleja que se destinó tanto a la defraudación de privados, como del fisco nacional”.

“Esa organización se implementó de tal manera que también permitió la reinserción y puesta en circulación en el mercado financiero, dando apariencia de licitud al dinero mal habido”, sostuvo la jueza, y remarcó que “se creó una estructura por intermedio de la cual defraudó a un sinnúmero de personas por montos de dinero multimillonarios”.

Para la jueza, Blaksley “con las sumas dinerarias confiadas, amplió aún más esa estructura, mediante la inversión en diferentes emprendimientos y la creación de nuevas sociedades, muchas de las cuales eran y son sólo cáscaras, es decir, sociedades con nombre y capital social, pero sin funcionamiento alguno”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados