Existen algunas cuestiones que deben tenerse en cuenta cuando hay un gato en la casa y evitar actitudes que puedan molestarlo. Hay que tener en cuenta que no son como los perros, y los pasos de socialización suelen ser distintos.

Elba Santander, psicóloga de animales, hace mucho hincapié en entender el tipo de mascota que se tiene: “El gato es distinto al perro y eso hay que tenerlo en cuenta. Pretender que tenga el nivel de socialización que tienen los canes es condenarlo a algo supremamente nocivo. No se le debe obligar porque los van a poner en situaciones incómodas y molestas porque debe ser decisión del felino cuándo y dónde hacerlo. La clave está en que los gatos socializan siempre y cuando establecen una relación de confianza, ya sea con otro animal o con el ser humano, pero eso puede llevar cierto tiempo ya que son un poco desconfiados por naturaleza”.

Los cambios de ambiente son algo que debe tenerse en consideración: “Al ser poco tendientes a confiar y relacionarse, los cambios bruscos pueden llegar a ser traumáticos para sus vidas cotidianas. Si la familia se va a mudar, lo que más se recomienda es rodearlos de aquellos objetos que son de gran valor simbólico para ellos con el fin primordial de que se sientan en su espacio habitual, o por lo menos, lo más cercano que se pueda”.

El contacto físico puede ser un poco molesto para los felinos: “Si bien son compañeros pequeños y tiernos que hacen que den muchas ganas de abrazarlos, la realidad es que hacerlo de manera constante y con fuerza les resulta extremadamente molesto. Al ser animales independientes, es muy recomendable que se les respete su espacio y brinde el cariño necesario pero de la forma que mejor les sienta. No hace falta ser un intruso que no los deje respirar o les moleste”.

Tener un gato es la mejor opción para aquellos que disponen de poco tiempo para estarles encima con el cuidado y la atención. Si bien tienen una independencia muy valorada por aquellas personas que viven solas en espacios chicos, tener en cuenta qué es lo que les gusta y qué no hace que puedan mejorar su relacionamiento.

Llevar gatos a la oficina

Una compañía japonesa conocida como Ferray es una de las pioneras entre aquellas que permiten que sus empleados lleven a sus mascotas, más precisamente a sus gatos, a la oficina durante sus horarios de trabajo.

Con el objetivo principal de lograr un ambiente más distendido y una mejor productividad, los gatos pueden pasar la jornada laboral completa junto a sus amos y deambular por todos los espacios de la oficina, tanto los comunes de descanso como aquellos de trabajo.

El director de Recursos Humanos de la compañía, Hidenobu Fukuda, sostiene que “hemos venido permitiendo que nuestros empleados traigan a sus mascotas a sus puestos laborales desde el año 2000. Sabemos que fuimos de las primeras empresas a nivel mundial que impuso este beneficio con el objetivo de generar un ambiente con menor estrés”.

Más adelante, destacó que “En la década del ‘90, una de las principales problemáticas que encontrábamos con los trabajadores eran que se sentían un poco desmotivados porque el ambiente no era entretenido a causa de las presiones diarias y la falta de espacios para divertirse. Sin lugar a dudas, haber traído a los gatos fue la mejor decisión que pudimos haber tomado”.

Ventajas, pero con recaudos

La idea principal de llevar gatos a las oficinas surgió de la necesidad de un empleado: “Un día estaba trabajando en mi oficina y un analista de la compañía se acercó para plantearme que no sabía con quién dejar a su mascota durante toda su jornada laboral. Eso le generaba cierta molestia y un grado de angustia importante los cuales impactaban diariamente en su rendimiento laboral”, destacó Hidenobu Fukuda.

Más adelante puntualizó que “En su momento, planteamos la situación en una reunión con otros funcionarios de la compañía y se habilitó a que ese empleado en particular trajera su mascota a la oficina. Al día siguiente de esto, tenía más de 100 empleados pidiéndome que querían gozar del mismo beneficio”.

Si bien las ventajas son enormes, algunas cuestiones deben tenerse en cuenta: “Debemos estar muy encima con el cuidado de los gatos ya que no es raro que cuando estamos en medio de conferencias de prensa se aparezcan en el medio de ellas. Por otro lado, se suelen enredar en los cables telefónicos y dejan muchos pelos que quedan adheridos a las alfombras y a los trajes de los directivos. Se contratan equipos especiales de limpieza para poder barrer con la suciedad que se acumula”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados