El prefecto mayor Daniel Cartagenova, titular de Prefectura Naval Argentina en Mar del Plata, aseguró que por el momento se desconoce qué sucedió con el buque Rigel y que si bien no hay indicios de hundimiento existe “presunción” de que lo haya sufrido.

En declaraciones al portal de La Capital de Mar del Plata, Cartagenova indicó que “desde que se recepcionó la emergencia se inició el protocolo de búsqueda y empezamos a trabajar. Luego se produjo el desplazamiento de más de 20 buques que pescaban en el área al que se dirigía el Rigel. Se agregaron dos guardacostas, dos helicópteros de Prefectura y un avión de la Armada”.

Por otra parte, el prefecto mayor Cartagenova calificó de apresuradas las especulaciones sobre si el Rigel no estaba en condiciones de navegar, al confirmar que “si el buque zarpó es porque estaba para hacerlo. Además se trata de un buque que ya estaba acostumbrado a pescar en ese sitio. Zarpó el 5 de junio a pescar langostino a la zona de Rawson y con total normalidad fue despachado”.

Al mismo tiempo, dio a entender que el naufragio puede tener distintos orígenes, no siempre un problema mecánico o estructural y sobre el hallazgo del cuerpo, que pertenecería al capitán Salvador Taliercio, Cartagenova pidió cautela hasta tanto se tenga perfectamente identificado. No obstante, debido a que fue encontrado por el buque José Américo junto a otros objetos del Rigel, no hay dudas de que se trata de uno de los tripulantes.

Cabe recordar que el Rigel, de bandera argentina, había zarpado del puerto marplatense el martes pasado con nueve tripulantes -según los datos del despacho general de salida, rumbo al sur del país, con la finalidad de pescar langostino. La última posición reportada fue a 111 millas náuticas (alrededor de 220 kilómetros) al suroeste de Rawson, en la provincia de Chubut, en el marco de un intenso temporal con vientos de entre 30 y 40 kilómetros por hora que provocaron olas de cinco metros de altura.