p EL ARQUERO REGALO EL PRIMER TANTO Y PUDO HACER ALGO MAS EN EL SEGUNDO. TIGRE NECESITA UNIDADES PARA SOÑAR CON LA PERMANENCIA. SAN MARTIN, POR SU PARTE, SIGUE SUMANDO PUNTOS IMPORTANTES.

E n los tres partidos de la Superliga, Tigre comenzó ganando, pero en todos, el resultado final fue 2 a 2. Ayer, frente a San Martín de San Juan, estuvo dos veces arriba en el marcador, pero otra vez no lo pudo aguantar. El local fue mejor, pero en el resultado final tuvo mucho que ver Augusto Batalla, que debutó con el pie izquierdo. El primero es casi responsabilidad absoluta suya, y en el segundo dio un largo rebote, que podría haber evitado. Si bien falta mucho, el Matador necesita puntos imperiosamente, para soñar con la permanencia. Sumando de a uno está complicado. Los sanjuaninos, por su parte, siguen cosechando unidades.

Más allá de que antes del minuto Claudio Mosca avisó con un remate de afuera que se fue cerca, siempre la iniciativa fue del equipo de Cristian Ledesma. El entrenador puso en cancha a varios jugadores de buen pie, como son Matías Pérez García, Juan Ignacio Cavallaro y Diego Morales y manejó la pelota, a través de esas uniones.

La apertura del marcador, justamente llegaría cuando se juntaron esos tres. Franco Cristaldo dio un mal pase, y Morales encabezó la contra letal. Tocó para Pérez García, que se la dio a Cavallaro. El volante probó desde afuera y la clavó en un ángulo. Hasta los 30 minutos, Tigre dominó el juego y jugó cómodo, aunque le costaba llegar con peligro al arco defendido por Luis Ardente.

Antes del empate, la visita ya había avisado Cristaldo con un remate que se fue por arriba. Sin embargo, la igualdad llegó más que nada por un error de Batalla, que por mérito de los sanjuaninos. En un centro pasado, el arquero salió lejos y mal. La pelota le quedó a Nazareno Solís, y finalmente derivó en Martín Bravo que la empujó al arco vacío.

Tras esa jugada, el equipo de Walter Coyette mejoró un poco, sobre todo desde el ánimo, y aprovechó que su rival sintió el impacto. Los últimos minutos de la etapa inicial fueron más parejos, y todo quedaba por jugarse en el complemento.

De entrada el Matador se volvería a poner en ventaja. Sebastián Prediger se la robó a Solís y manejó una contra letal, y a la perfección. Tras una gran corrida, habilitó a Cavallaro, que mano a mano con Ardente, no fue egoísta y le sirvió el gol a Morales. El marcador era más acorde a lo mostrado por cada uno en el campo de juego.

Sin embargo, Tigre no supo liquidarlo y dejó el resultado abierto, lo que a la larga, sería aprovechado por su adversario. Desde el juego, daba la impresión de que todo estaba dado para un tercer tanto del local, pero los fantasmas de los últimos partidos volvieron a aparecer. Cuanto más pasaban los minutos, el nerviosismo por no poder sentenciar el encuentro, iba en crecimiento.

Solís, exigió a Batalla y sino fuera por Néstor Moiraghi, que salvó en la línea un gol casi hecho. Esa amenaza, se haría realidad poco después. Otra vez Solís apareció para probar al arquero, que dio un rebote largo, en una pelota que daba la impresión de que podría haber agarrado. El que aprovechó fue el ingresado Diego Cardozo, que no perdonó. En los últimos minutos, no pasaría mucho más. La visita se fue feliz y el local, preocupado.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados