El aburrimiento generó la búsqueda de nuevas experiencias. Juguetes de "iniciación".  El "Pingüino" no está solo en ciudad Gótica. "Rabbit", no es Jessica. Hay "Balas" que no matan. No siempre el "Cucurucho" viene con helado.Y la "aspiradora" no sólo sirve para sacar el polvo. 

La pandemia y el consecuente aislamiento social hizo que la gente esté menos ocupada y más aburrida. Y ello produjo la necesidad de experimentar de todo: desde hornear pan en casa hasta la "iniciación" en el mundo de los juguetes sexuales. Desde fines de febrero pasado, hasta mediados de julio, la venta de "chiches" íntimos creció un 300%. Además, los jóvenes se convirtieron en los más demandantes, sin ningún tipo de pudor o tapujo, y exigieron las últimas novedades.

Bienvenidos a "El mundo del juguete....sexual"

"Desde que comenzó la cuarentena (a fines de febrero pasado) nuestras ventas se incrementaron un 300%", explicó Gimena, dueña de la "tienda erótica online" Exitoys.com, una las firmas líderes en la venta de estos productos, que abastece a todo el país. "Nuestra propuesta es actual y apunta un mercado cada día más joven y menos prejuicioso, que aborda estas compras con toda naturalidad", agregó la joven empresaria. Y la confirmación de la visión del negocio en esta etapa se encuentra en el sitio web de la firma, donde existe un capítulo especial: "Cuarentena", donde se exhiben todos los productos que son un éxito desde que comenzó el aislamiento obligatorio.

"Juguetes de iniciación"

Para todo hay un comienzo. También en el ámbito de la asistencia externa al placer sexual. "Nosotros notamos un fuerte aumento del denominado 'juguete de iniciación', que es el que piden las personas que hacen su primera compra", indicó Gimena. "Entre los iniciados tenemos desde jóvenes mujeres solas hasta parejas con años de relación que frente al encierro obligado necesitan escapar del aburrimiento", explicó.

lapiz de labio vibrador.jpg

Perfil del cliente

Aunque la búsqueda del placer en la pareja es un trabajo de a dos, "las mujeres son las que más consultan y las principales compradoras", detalló la dueña de Exitoys.com.

Las edad promedio del consumidor de este segmento del mercado, "va, mayoritariamente, de los 20 a los 30 años, aunque también hay más grandes", describió.

"Mientras las parejas convivientes buscan ponerle 'condimento' a la relación, las mujeres solas, especialmente, quieren superar la soledad", explicó la empresaria.

El "Pingüino" no habita solo en Ciudad Gótica

Cuando se habla de "aspiradoras" debe tenerse en claro que en el mundo de los juguetes eróticos se los llama correctamente succionadores, y no sirven para sacar el polvo. Entre ellos está el Satisfyer Prop Penguin Nex Generation, conocido como "Pinguino", pero no es el villano de Ciudad Gótica. En el sitio Exitoys.com se destaca "su forma delgada, de diseño ergonómico que se adapta perfectamente a la mano y es muy cómodo". Y se indica que "es ideal para quienes quieran iniciarse en estos juegos solitarios". "¡Santos recursos!", le diría Robin a Batman, pero en circunstancias diferentes a las de la lucha del bien contra el mal.

succionador k.jpg

"Rabbit" no es Jessica

Además de los nuevos "succionadores", también se produjeron avances en el desarrollo de los clásicos "vibradores". Es el caso del Vincent Rabbit, que "tiene doble motor y 12 modos de vibración", con lo cual es a prueba de la "Gata Flora" que, como es sabido, tampoco es un dibujo animado.

El "Cucurucho" no siempre viene con helado

El helado en cucurucho es un clásico del verano, pero también puede ser un novedoso instrumento de placer íntimo. En efecto, el "Satisfyer Layon" tiene un diseño de cucurucho que disimula su verdadero propósito y hace que olvidarlo a la vista de cualquiera no sea un problema, salvo que quiera llenarlo de helado. Además, es recargable y viene con cable USB para recargarlo.

Vibrador cucurucho.jpg

Las "balas" que matan...de placer

Entre los artículos más vendidos durante la cuarentena, se encuentran las "balitas" que matan, pero de placer. Se trata de mini vibradores, recargables, con forma de bala, de allí el nombre popular con los que se conoce.

Balita juguete.jpg

Basta de prejuicios y vergüenza

De un tiempo a esta parte, la compra de juguetes eróticos se ha convertido en algo tan natural como comprar zapatos o, por qué no, helados. "Nuestra manera de encarar el negocio es de modo absolutamente natural y transparente", explicó Gimena, la dueña de Exitoys.com que, según anticipó, está por abrir un tienda erótica en el barrio porteño de Villa Crespo, con un concepto totalmente actual y desprejuiciado. Pero si todavía usted es de los que tienen cierto pudor, no se preocupe: esta empresa le garantiza la máxima privacidad a la hora de los envíos. Pero sepa que que es posible que sus hijos o nietos lo soprendan en la próxima Navidad con un juguete erótico en el arbolito.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados