Los penitenciarios imputados eran 17. Las sentencias recayeron en el entonces director de la Unidad Penal 28, Daniel Oscar Tejeda; el secretario, Raimundo Fernández; y el oficial Rubén Montes de Oca.

Solo tres de los imputados por la Masacre de Magdalena fueron condenados, al conocerse el fallo del juicio en el que 17 efectivos del Servicio Penitenciario Bonaerense estaban imputados por su responsabilidad en el episodio en el cual 33 presos murieron, en octubre de 2005, al incendiarse un pabellón de la Unidad Penal Nº 28. Además, en medio de los cuestionamientos, el Tribunal Oral Criminal Nº 5 de La Plata difirió dar a conocer, tanto los fundamentos del fallo, como los delitos por los que sentenció a los únicos que recibieron penas, ya que la gran mayoría resultó absuelto.

Las condenas recayeron sobre el entonces director de la cárcel de Magdalena, Daniel Oscar Tejeda; el secretario, Raimundo Fernández y el oficial Rubén Montes de Oca, según el anticipo del veredicto que dio a conocer ayer, aunque los jueces Carmen Palacio Arias, Ezequiel Medrano y María Isabel Martiarena resolvieron que recién el próximo 9 de marzo darán a conocer los detalles.

Además, se absolvió a María del Rosario Roma, segunda jefa de guardia de seguridad exterior y a Jorge Martí, encargado de turno, que fueron quienes dispararon balas de goma contra los reclusos amotinados. También el beneficio alcanzó al ex jefe de seguridad exterior en el momento del incendio en el penal, Cristian Alberto Núñez y a los agentes penitenciarios Gualberto Molina, Gonzalo Pérez, Carlos Bustos, Juan Santamaría, Marcelo Valdivieso, Juan Zacheo, Juan César Romano, Marcos Sánchez, Eduardo Villarreal, Maximiliano Morcella y Mauricio Giannobile.

Durante los alegatos, la Fiscalía acusó a Tejeda por el delito de “homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas” y pidió una pena de cinco años de prisión y en la acusación se consideró que el entonces secretario del penal, Raimundo Fernández, era responsable del delito de “abandono de persona seguido de muerte” por lo que habían pedido una pena de 15 años de prisión.

La misma imputación le habían formulado a Rubén Montes de Oca, aunque le pidieron 10 años de prisión debido al lugar que ocupaba en la escala jerárquica del penal, ya que era un penitenciario con apenas seis meses en funciones y fue el último que se retiró del pabellón incendiado.

Y para 13 de los agentes que fueron absueltos, la fiscalía y la querella habían pedido penas de entre 8 y 15 años por “abandono de persona seguida de muerte” mientras que para Nuñez habían solicitado 2 años y cuatro meses por homicidio culposo agravado por la cantidad de víctimas.

La abogada Sofía Carabelos, querellante en representación del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) dijo estar “sorprendida” por el veredicto absolutorio de 14 de los 17 penitenciarios. “La sentencia llega en forma tardía, después de doce años de ocurrido el hecho”, consignó y cuestionó el fallo porque a su criterio a lo largo del juicio “quedó claramente probada la responsabilidad de cada uno de los agentes”. “Se absolvió a la mayoría de los penitenciarios que participaron del evento represivo que luego dio origen al incendio y terminó con treinta y tres muertos”, puntualizó.

Mientras desde la Comisión Provincial de la Memoria se indicó que “el fallo es vergonzoso y consagra la impunidad, la misma que se consolidó con la falta de investigación de las responsabilidades de los funcionarios políticos a cargo del Servicio Penitenciario Bonaerense y el Ministerio de Justicia provincial. En los hechos representa un mensaje regresivo desde la perspectiva de derechos humanos, que habilita a las fuerzas de seguridad para continuar torturando y dando muerte a las personas detenidas en un sistema de encierro sobrepoblado que las aloja en condiciones inhumanas”.

Por su parte, Darío Saldaño, abogado defensor de varios de los imputados entre ellos uno de los condenados -Montes de Oca-, explicó que “hasta no conocer los fundamentos de la sentencia no podemos resolver si vamos o no a apelar la condena”, quien agregó que durante las audiencias, “quedó claro que no había responsabilidad de los agentes” y apuntó contra las autoridades políticas “que resolvieron poner gente en lugares que no estaban aptos para su alojamiento con lo que superpoblaron el penal”.

Quien se mostró conforme con el veredicto, fue María del Rosario Roma, segunda jefa de guardia de seguridad exterior quien aseguró que tenían “la convicción” de que los iban “a absolver”. “Nosotros somos inocentes pero acá hay muchos responsables que no están en el banquillo”, sostuvo, al mismo tiempo que cuestionó la actuación de la fiscalía “por no investigar seriamente el hecho y querer culpar sólo a los que estaban de guardia” el día del incendio.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados