Esta particular modalidad que se disputa con dados, lleva a que cada uno tenga la chance de ser banquero por un rato y tras 21 tiros dividir a los contrincantes en civiles y militares. Sabiduría y estrategia para lograr el título mayor.

Dos dados y suerte, hacen falta para encontrar el éxito. Paraíso y Nueve es una competencia de origen chino, que habitualmente se juega por dinero y se adapta especialmente a un grupo grande de personas.

El objetivo es obtener mayor puntaje que el banquero.

Cada vuelta se lleva unos veinte minutos y todos los jugadores actúan como banqueros.

¿El número de jugadores?

Es ilimitado, pero se juega mejor con cuatro o más personas.

Cada participante arroja por turno los dos dados y será banquero el que haya sacado la mayor suma.

El banquero estipula el límite para las apuestas y luego invita a apostar. Los otros participantes colocan sus apuestas delante de ellos, el banquero las cubre y comienza el juego.

Los veintiún resultados posibles de un tiro de dos dados se dividen en dos categorías conocidas como Civil y Militar.

Los tiros y sus nombres se enumeran en sus correspondientes series.

Están ordenados por valor decreciente. Son Civil: 6-6 (Paraíso), 1-1 (Tierra), 4-4 (Hombre), 3-1 (Armonía), 5-5 (Flor de cerezo), 3-3 (Tres largo), 2-2 (Tronco), 6-5 (Cabeza de tigre), 6-4 (Diez rojo), 6-1 (Siete largo), 5-1 (Seis rojo). Son Militar: 5-4 y 6-3 (Nueve), 5-3 y 6-2 (Ocho), 4-3 y 5-2 (Siete), 4-2 (Seis), 3-2 y 4-1 (Cinco), 2-1 (Tres final).

El banquero tira los dados y lo que obtiene determina la serie: Civil o Militar. Si el banquero saca el mayor valor de cualquiera de las dos series (Paraíso o Nueve), gana todas las apuestas.

Si en cambio saca el menor valor (Seis, Rojo o Tres Final), las pierde. Si saca cualquier otra combinación de cualquiera de las series, cada jugador -comenzando por el que está a la izquierda del banquero y siguiendo en el sentido de las agujas del reloj- tira los dados para determinar el destino de su apuesta.

El tiro de un jugador no cuenta a menos que pertenezca a la misma serie obtenida por el banquero.

El contrincante continuará tirando hasta que logre un tiro que pertenezca a dicha serie. Una vez que lo haya obtenido, lo comparará con el del banquero.

Si es mayor, gana; si es menor, pierde, y si es igual, empatan y entonces cada uno retirará su apuesta y no habrá ningún intercambio.

El banquero conserva el puesto hasta ser derrotado por un participante.

Una vez completada la vuelta, el jugador a la izquierda del banquero será el nuevo banquero y el juego se reanuda como la vez anterior.

A tener en cuenta la manera de jugar y sobretodo a observar cómo se maneja el contrincante a la hora de utilizar su chance. Es de sabios, ser perseverante y paciente. No por nada el juego nació en China y todavía cautiva a millones en cualquier punto del planeta.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados