De Sur a Norte la Capital Federal presentó avenidas con poco tránsito como Belgrano o San Juan, y calles congestionadas como Brasil, que los vehículos usaron como vía de escape hacia la zona Sur.

Barrios porteños típicos como San Telmo y el centro vacíos, esquinas en Recoleta donde se agolpan vecinos para sacar fotos a las comitivas, tránsito vehicular como de día feriado y efectivos de distintas fuerzas de seguridad desplegados por doquier, fueron algunas de las postales de la Ciudad de Buenos Aires, el día de inicio oficial de la cumbre del G20.

De sur a norte la Capital Federal presentó avenidas con poco tránsito como Belgrano o San Juan, y calles congestionadas como Brasil, que los vehículos usaron como vía de escape hacia la zona sur.

En San Telmo, Carlos Sequeira (58 años), mozo del bar ubicado en Humberto Primo y Defensa -frente a la Plaza Dorrego-, aseguró a Télam que en los 30 años que hace que trabaja en ese lugar, nunca había visto el barrio tan desierto.

“Es totalmente atípico porque para nosotros, que los fines de semana o los feriados trabajamos mucho más, nunca se producen estos baches”, contó.

Acostumbrados a recibir oleadas de turistas durante los feriados, los comercios de San Telmo abrieron ayer como cualquier otro día pero se encontraban desiertos; en tanto que en la avenida Independencia hacia la Plaza de Mayo, ni siquiera abrieron.

Si bien la circulación peatonal e incluso vehicular por los alrededores de la Casa Rosada estaba permitida, en apenas segundos, cualquier auto estacionado era rodeado por efectivos de Prefectura.

En Plaza de Mayo muy pocos turistas paseaban y sacaban fotos. Uno de ellos fue Emilio Gómez (65 años), quien nació en Argentina pero vive en España desde los seis: “Cuando me enteré que iba a coincidir con la cumbre del G20 pensé que iba a ser un fastidio, pero la verdad es que he podido pasear prácticamente solo por el centro, así que no ha resultado tan malo”, le dijo a Télam. Bajando por Diagonal Norte hacia el Obelisco podía encontrarse otra postal atípica: sobre la 9 de julio estaban estacionados autos, camiones y camionetas de Gendarmería rodeadas de sus efectivos.

La militarización fue aún mayor cuando se circula hacia el norte, por la avenida Libertador, donde se encuentra el corredor vehicular seguro para las comitivas que ocupa todo el centro de la avenida, en cuyos laterales puede observarse hasta un tanque de guerra.

En Recoleta -barrio donde se alojan muchos de los presidentes y sus comitivas-, José, el encargado de un edificio ubicado en Quintana al 200, describió que “la mayoría de los vecinos de mi edificio se fue de la ciudad, y los que se quedaron y no tenían el DNI con su domicilio actualizado tuvieron que ir a la comisaría 17 a hacer una constancia para poder circular” e ingresar a sus casas.

José aseguró que “hoy el clima está mucho más tranquilo que ayer, cuando recién comenzaba el operativo y los vecinos todavía no sabían cómo moverse”.

A una cuadra, Silvestre quien atiende una quesería en Quintana al 100 pero vive sobre la calle Montevideo, que se encuentra en el “área restringida”, contó que cuando hoy salió a la mañana para trabajar, los efectivos de Prefectura le avisaron que no podían garantizarle que volviera a entrar.

“A mi lo que me fastidia es el cambio de indicaciones porque lo que habían dicho es que mostrando el DNI iba a poder circular”, dijo.

En la esquina de Callao y Alvear, acceso de las comitivas a uno de los centros neurálgicos de la Cumbre, varios vecinos hicieron “guardia” a la espera de ver y tratar de retratar a los mandatarios.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados