A pocas cuadras de la Comisaría 8ª, los ladrones llegan con sus herramientas y realizan una paciente tarea que, en los últimos días, tiene en vilo a los vecinos. Exigen urgentes medidas de seguridad.

V ecinos de Barrio Parque Bernal se encuentran alarmados ante una nueva modalidad delictiva que consiste en la eliminación de las rejas que protegen las ventanas mediante herramientas de todo tipo, a altas horas de la noche, en momentos en que los habitantes de las viviendas se hallan durmiendo.

El último de los hechos ocurrió el fin de semana en una casa de la esquina de Independencia y Obligado donde, alrededor de las 3 de la mañana, un grupo de delincuentes -con total tranquilidad- bajaron de un automóvil y se instalaron frente a una de las ventanas con herramientas para torcer las rejas y cortarlas y así acceder a uno de los ambientes.

Los ladrones lograron destrabar las ventanas mediante una barreta y se hallaban muy cerca de acceder a la cocina cuando la dueña de casa advirtió un ruido extraño. Apenas despierta, decidió acercarse al lugar y se encontró con las siluetas de dos de los malvivientes que las luces de la calle proyectaban sobre la vivienda y con parte de las rejas dobladas.

La vecina comenzó a gritar con tanta fuerza que los delincuentes decidieron subirse al automóvil y escapar rápidamente dejando esparcidas algunas de las herramientas.

Los habitantes del barrio recordaron que, pocos meses atrás y a plena luz del día un grupo de malvivientes logró ingresar por la ventana del primer piso de la vivienda lindante, aunque en esa ocasión golpearon y amenazaron a los ocupantes de la casa y finalmente escaparon al ser vistos por una vecina que llegaba al lugar.

“Antes estábamos tranquilos cuando nuestros hijos regresaban a casa y ya estaba toda la familia adentro -señalaron vecinos de la calle Obligado-. Pero ahora tenemos el temor de que se nos metan a cualquier hora y ocurra una tragedia. Ni siquiera podemos dormir en paz”.

Señalaron que la mayoría de las viviendas no sólo tienen rejas sino que cuentan con diferentes tipos de alarmas y hasta cercos electrificados. “Sin embargo, nada de eso los amedrenta, ya no sabemos qué más hacer”, expresaron con preocupación.

Tanto en la calle Obligado como en Independencia, los vecinos se pusieron de acuerdo con mantenerse en contacto y dar a conocer cualquier sospecha por mínima que fuera. “A la menor cosa extraña, debemos comunicarnos”, apuntaron.

No obstante, resaltaron que la seguridad es responsabilidad de las autoridades policiales y se preguntaron cómo puede ser que a pocas cuadras de la Comisaría 8va. sucedan estos hechos.

Exigieron, por lo tanto, que se tomen medidas urgentes, como patrullaje a toda hora y mayor acercamiento de la Policía con los vecinos, para que -aunque parezca ya casi una utopía- el lugar se acerque un poco a ese barrio tranquilo que la mayoría de sus antiguos habitantes conocieron.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados