Desde que se supo que el rival iba a ser el club brasileño, el Muñeco respiró con tranquilidad y serenidad: en una final a partido único lo hubiera elegido por sobre Gremio, que era un equipo menos poderoso pero más peligroso. Desde ese día, el DT imagina el partido y desde ayer los jugadores tienen tarea personal y colectiva

Marcelo Gallardo hizo cuentas sobre el asunto y antes del partido semifinal entre Gremio y Flamengo estaba seguro que con este formato de final única el equipo carioca era más cómodo que el de Porto Alegre. Sin dudas en una final a dos partidos hubiera elegido a los del sur, pero en un mano a mano sin revanchas, el Fla le calzaba mejor.

Las primeras razones son que a River jugar palo y palo le encanta. Lo padeció Boca y lo padeció Racing, entre otros. Flamengo juega a ser protagonistas y cuando lo hace achica espacios hacia adelante y presiona mucho. Lo mismo hace River. Juegan casi en espejo. “Para nosotros que nos disputen la tenencia cerca de nuestra área nos da más chances de no desgastar tanto físico que cuando nos dan la tenencia, porque el desgaste de tenerla y recuperarla rápido es bravo”, analizaron en la interna del grupo del Muñeco.

Por eso el DT sabe que habrá pocos espacios o mejor dicho pocos momentos para tener espacios, pero de lo que está seguro es que cuando eso suceda las opciones van a ser muy claras. Dos jugadores van a ser claves para esas instancias, De la Cruz y Nacho Fernández, quienes pueden romper los achiques y las presiones rivales con gambeta y velocidad.

“Ellos tienen mucho poderío ofensivo con sus delanteros y nosotros con los volantes que hacen goles, ahí va a estar otra clave, porque marcar a delanteros posicionales es menos complejo que hacerlo con volantes que tienen movilidad y no dan referencia zonal”, advierten con optimismo.

Ahora lo que creen también es que hay una cuestión que River no puede permitirse y es la imprecisión. River va a tener la pelota menos tiempo en su poder que en casi todo el resto de los partidos que jugó en este año. Por lo tanto deberá ser altamente efectivo en ese rubro, porque cuando la tenencia es alta un mal pase se disimula con una recuperación, pero contra Flamengo un mal pase se paga con una contra y un peligro de gol. Por eso, muchos de los trabajos de estos días son espacios reducidos y pases cortos y largos, basados en la precisión. “Ellos juegan a ser un equipo que cubre bien los espacios y achica para adelante apurando el error rival y eso se contrapone con fineza en cada pase”, confiaron desde el búnker de Ezeiza.

En defensa la idea es obligarlos a que las transiciones sean con pases largos para que los delanteros tengan que jugar de espaldas, y quitarles un movimiento para eso será clave que la pelota no salga limpia desde los laterales en combinación con los volantes. Cada jugador de River que en retroceso quedó delante de la línea de la pelota será un obstáculo menos para el avance de los jugadores de Flamengo. Por eso hay dudas sobre quién acompañará a Borré ya que el sacrificio de Pratto para marcar y su inteligencia para conocer el fútbol brasileño le dan alguna posibilidad. De todos modos, el equipo se resolverá en Lima y siempre está abierta la chance de alguna sorpresa.

River más que nunca va a defender ya en ataque y hasta Armani que habitualmente sale poco del área está avisado de que tendrá que estar atento, ya que van a ir a jugar mano a mano contra Pinola y Martínez Quarta y va a ser complicado que algún jugador de River logre quedar como último hombre libre para barrer, y ese trabajo será para el arquero. Para los laterales, el trabajo va a ser arduo porque un mal pase los obliga a un retroceso en inferioridad numérica, algo que no suele pasar en el fútbol argentino. Flamengo aprovecha esas acciones porque lo laterales propios salen disparados a jugar asociados con el volante externo y el punta.

Todos saben en River que será una batalla táctica con mucho juego en zonas cercanas al área y poca acción en la zona de volantes.

Para esto se prepara Gallardo, para una final donde no hay lugar para el error y donde hará pesar la historia. River genera respeto y admiración, eso se traduce a veces en temor. Para Flamengo enfrentar a River no es un detalle menor. “Ellos no nos hubieran elegido como rival”, se oyó decir en la intimidad.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados