La acusación es sobre el hijo de Riquelme, quien asistió al Superclásico el 14 de marzo pasado luego de volver de Cancún y no respetar el protocolo.

El vicepresidente de Boca, Juan Román Riquelme, y su hijo Agustín fueron elevados a juicio oral en el marco de la causa que investiga la presencia del joven en la Bombonera en el partido de Boca y River el 14 de marzo pasado, fecha en la cual el hijo debía estar en aislamiento obligatorio luego de volver de su viaje de egresados en Cancún.

El caso está en manos de la fiscal Celsa Ramírez. Los Riquelme se encuentran imputados por el artículo 205 del Código Penal, que sanciona al que viola las medidas tomadas para controlar una epidemia con una pena que va de los seis meses a dos años. También por el 202, que castiga a aquel que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas.

Se especula, también, con que la familia a través de su defensa podrían intentar un pedido de una probation, con sanciones menores. Ambos acusados se negaron a declarar a mediados del mes pasado en sus indagatorias.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados