El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, brindó precisiones sobre los protectores existentes en medio de la cuarentena por el coronavirus y el uso obligatorio en la Capital Federal.

El ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, detalló este lunes las diferencias entre barbijos o tapabocas y máscaras de soldador, a raíz de la obligatoriedad en el uso de estos elementos de protección para ingresar o permanecer en locales comerciales, en dependencias de atención al público y en medios de transporte, a partir del próximo miércoles en medio de la cuarentena por el coronavirus.

El gobierno o porteño, junto con el decreto que establece el uso obligatorio de protector de boca, nariz y mentón, prohibió la comercialización de barbijos N95 para personas que no sean profesionales de la salud.

"El tapaboca y nariz evita que la persona esté eliminando y emitiendo gotitas con el potencial virus si estuviera enferma y el uso es muy importante para evitar que la persona enferma contamine las superficies o contagie a las personas sanas", detalló Quirós en una rueda de prensa en la sede del Ejecutivo de Parque Patricios, que encabezó Horacio Rodríguez Larreta.

En cuanto a la máscara de soldador, manifestó que "es una protección física, sobre todo para los ojos" porque "no es tan eficaz" salvo que esté muy bien estructurada por debajo del mentón, sino es sólo para evitar que "la persona enferma te llegue con las gotitas a tus propios ojos", especificó.

"Si vos querés protegerte de un potencial enfermo la forma más apropiada es tener las dos cosas, pero si vos querés andar por la calle y evitar contagiar la forma más correcta es taparte la boca y la nariz", sostuvo Quirós.

Además se refirió a la falta de elementos de protección en hospitales y recalcó que "no podemos competir entre lo que necesita el hospital para atender a los enfermos a lo que necesitan las personas para circular por la calle para cuidarnos entre nosotros" y recomendó la fabricación casera de tapabocas.

Por eso, el gobierno porteño prohibió la comercialización de barbijos N95 a personas que no acrediten ser profesionales de la salud. En tanto, alertó sobre el mal uso de esos elementos y mostró preocupación por el proceso de colocación y retirado.

"Es absolutamente indebido tocarse la cara o el tapaboca porque el germen está ahí", remarcó.Por último, explicó que tanto el tapaboca de fabricación casera como el barbijo se deben retirar de atrás de la oreja, nunca tocar ni afuera ni adentro, cerrarlo y ponerlo a lavar si es de tela o tirarlo si es de otro material.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados