A 42 años de la muerte de la escritora, editora y ensayista argentina, recordamos cinco aspectos en los que Victoria Ocampo fue vanguardista. 

A cuarenta y dos años de la muerte de Victoria Ocampo-falleció el 27 de enero de 1979-, POPULAR recuerda la trascendencia de una de las mujeres argentinas más reconocidas por la cultura internacional y pionera en el país en muchos aspectos.

Nacida el 7 de abril de 1890, se destacó como escritora, ensayista, editora y mecenas. Recibió una vasta educación en su casa, donde aprendió francés, inglés, italiano, álgebra, música, historia y religión. Desde muy temprana edad, viajó a varios países y se vinculó con artistas e intelectuales de gran renombre, como Rabindranath Tagore, Sergei Eisenstein, Jacques Lacan, Albert Camus y José Ortega y Gasset. En la Argentina, fue amiga de los más destacados escritores. Entre ellos, Jorge Luis Borges.

En conversación con POPULAR, Juan Javier Negri, presidente de la Fundación Sur desde el 2006 y traductor de varias obras de Ocampo, narró algunos de los principales hitos producidos por la escritora a lo largo de su vida.

Victoria Ocampo y Tagore.png

Revista Sur

En enero de 1931 se publicó la primera edición de la revista Sur, que contó, entre sus colaboradores, con José Ortega y Gasset, Eduardo Mallea y Waldo Frank. Impulsada por Frank, Victoria Ocampo decidió iniciar una revista en la que se difundieran las obras de autores extranjeros, pero también se dieran a conocer jóvenes escritores argentinos.

"Sur era una revista consagratoria", aseguró Negri a POPULAR y explicó que Victoria nunca hizo dinero con ella. También aseguró que aparecer en la revista ayudaba a los escritores a consagrarse y a ser conocidos entre los demás literatos. "Muchos le deben a Victoria el trampolín que los llevó a saltar a la fama", aseguró. Fue la misma Ocampo quien le presentó a Borges el traductor que luego transcribió sus libros al francés y haría llegar la literatura del escritor argentino al país europeo.

Embed

Pionera entre las mujeres

Ocampo fue invitada dos veces a ingresar a la Academia Argentina de Letras. Al principio se negó, pensando que con ese título querían burlarse de ella. El presidente de la Fundación Sur contó que al poco tiempo la oferta volvió a surgir. Un amigo cercano a Ocampo, la incentivó al asegurarle: "Usted debe aceptarlo, porque es testimonio de hasta dónde puede llegar una mujer". La escritora aceptó y se convirtió, así, en la primera mujer miembro de la Academia Argentina de Letras.

La ensayista también recibió otros reconocimientos a lo largo de su vida y en 1967 fue condecorada con la Orden de la Legión de Honor y nombrada Comendadora del Imperio Británico.

Ocampo fue la primera mujer en obtener un registro de conducir en la Argentina, la única latinoamericana en asistir a los Juicios de Núremberg y una de las primeras en la lucha por las causas de la mujer, al impedir la reforma de la ley 11.357 que les quitaba derechos que habían obtenido años atrás.

Victoria Ocampo fue la primera mujer que obtuvo la licencia de conducir.png

Diálogo intercultural

Ocampo es descrita como "Mecenas argentina" y esa calificación es acertada, ya que a lo largo de su vida invitó a numerosos escritores y artistas a la Argentina y ayudó a otros en varias ocasiones.

"Ella creía en la cultura de la acumulación", aseguró Negri. Victoria incorporó literatura e incluso arquitectura extranjera, porque estaba persuadida de que era un aporte a su país. "Otras corrientes piensan que la inculturación extranjera desplaza a la cultura argentina, pero Ocampo estaba convencida de que constituía una sumatoria", agregó el presidente de la Fundación Sur.

Victoria Ocampo con Indira Ghandi.png

Negri también contó una anécdota poco conocida en la vida de Ocampo sobre su colaboración para la supervivencia de la obra de Benjamin Fondane. Amiga del escritor, en una visita a su casa en París, Ocampo le sugirió abandonar Francia, ya que la situación de la segunda Guerra Mundial y la religión que profesaba (era judío) lo ponía en una situación de grave peligro. Fondane se negó, pero confío a Ocampo toda su obra antes de despedirse ese mismo día de ella. A las pocas horas, arrestaron al escritor y fue enviado a un campo de exterminio nazi, donde murió en la cámara de gas. Ocampo conservó sus escritos y se los devolvió a la viuda terminada la guerra. La obra de Fondane se había salvado. Esto "Describe a Victoria en su humanidad", expresó Negri.

Vanguardista en la arquitectura

Otra de las grandes aventuras de la escritora argentina fue la construcción de una casa racionalista en la calle Rufino de Elizalde (en el barrio porteño de Palermo Chico), la primera del país. "Fue una casa muy pensada por Victoria que se tomó mucho tiempo para diseñar y que provocó escándalo en el barrio", aseguró Negri.

Victoria Ocampo casa palermo chico.png

La residencia se encuentra rodeada de otros inmuebles de estilo francés. El arquitecto encargado de la construcción, Alejandro Bustillo, se negó a colocar su nombre en la fachada del edificio, para no quedar asociado a la obra que muchos calificaban de “aberrante”. A pesar de su gran esmero por la construcción de la casa, Ocampo residió solo algunos años y la vendió al poco tiempo.

Derechos de las mujeres

Durante la década del treinta, se quiso volver atrás y modificar la ley 11.357, con lo cual la mujer casada perdía los derechos civiles que le habían sido otorgados en 1926. En marzo de 1936, Ocampo creó la Unión Argentina de Mujeres compuesta por mujeres de diversa opinión política, pero que querían impedir la modificación de esa norma.

Victoria Ocampo es considerada una feminista de la primera ola, que también luchó por el sufragio femenino. Siempre combatió por la igualdad de derechos entre mujeres y varones. "No quería que sean iguales, sino que buscaba un mismo tratamiento", contó el presidente de la Fundación Sur y agregó que ella escribía como mujer y quería que se note que su escritura era de una mujer.

Por ello, a 42 años de su muerte, Victoria Ocampo sigue viva a través de su extraordinaria obra.

Fotos: Fundación Sur

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados