El DT de River había reclamado a la dirigencia del fútbol que se terminara el largo parate por la cuarentena por coronavirus

Marcelo Gallardo, el técnico de River, se subió al ring con sus fuertes declaraciones contra la dirigencia del fútbol, reclamando que se muevan en busca de que los planteles puedan volver a entrenar para terminar con el largo parate, y lo salieron a atender por su reclamo airado. Hasta el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, le recordó que fue River el que en su momento se negó a jugar contra Atlético Tucumán cuando la pandemia estaba en pañales en la Argentina. Y en el mismo sentido Cristian Malaspina, el presidente de Argentinos Juniors y hombre de mucha confianza del titular de AFA Claudio Tapia, acusó al Muñeco y a River de ser responsables de un parate mucho más largo de la actividad.

Malaspina no fue el único dirigente de AFA que lo cruzó a Gallardo. El primero que salió a atenderlo fue Nicolás Russo, el presidente de Lanús, quien con un dejo de ironía sostuvo: "Me gusta que haya cambiado su forma de pensar, porque no pensó lo mismo cuando había diez infectados y decidió, junto a su plantel, no presentarse a jugar. Ahí también trabajaban 500 empleados en una fábrica y River adoptó una postura distinta", dijo Russo en relación a la no presentación del MIllonario ante Atlético Tucumán.El

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, también lo atendió al técnico de River: "Gallardo me dijo que yo era contradictorio, pero si mal no recuerdo fue River el que no quiso presentarse a jugar cuando pensábamos que el campeonato iba a seguir dos o tres fechas más". El Muñeco había dicho que le gustaría que el ministro le explique cómo puede funcionar una industria con 500 empleados, y protocolos, "pero no puede entrenarse un grupo reducido de futbolistas, también con protocolos". Ginés respondió: "Si bien el riesgo es menor en un entrenamiento, el tema es el transporte, que estamos viendo cómo lo reducimos, porque el 75 por ciento de los jugadores está en el AMBA. Esto podría ser solucionado con los jugadores de elite y de los clubes más importantes, pero no puede pasar en todas las divisiones. No deja de ser un riesgo que podemos evitar. Estamos con un pico de avance del coronavirus y me parece que no es el momento de poner el tema de hacer aperturas futbolísticas". Y remató: "Pero lo entiendo a Gallardo, porque es un entrenador de fútbol, vive para esto, entiendo que esté nervioso y tenga ganas de volver. Esta es una cuestión que tiene que ver con los ánimos".

Pero fue Cristian Malaspina el más duro de todos los que salieron a cruzar al Muñeco: "No coincido para nada con Gallardo. Estamos trabajando coordinados y siguiendo el lineamiento del que tiene que conducir". Y agregó: "Si River hubiera jugado ante Atlético Tucumán, estaba todo preparado para que se pudieran disputar dos o tres fechas más antes de que llegara el pico. Nos comimos 90 días por una decisión unilateral de alguien que no le correspondía. Y estaríamos con los jugadores sin entrenar hace 60 días, no 90 como ahora".

Más conciliador, el presidente de Racing Victor Blanco sostuvo: "Gallardo tendrá sus razones y seguramente lo dice como director técnico. Tendrá sus motivos para hacer esos comentarios pero yo no le voy a contestar".

Por su parte, el periodista Alejandro Fantino también salió al cruce de Gallardo: "Muñeco, en esta no te banco. Porque no es lo mismo correr que entrenar fútbol. Si vuelven a entrenar en River tenés 300 colchonetas por equipo, y en Los Andes o Flandria no tienen esas cantidades de colchonetas. Se va a entrenar a un mismo gimnasio, los vestuarios son los mismos, se entrena en grupo, no se puede, Muñeco".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados