El joven músico canadiense hizo cantar a una multitud en el Arena de Villa Crespo.

Shawn Mendes pasó por primera vez por Buenos Aires y dejó su marca. En dos noches a pura adrenalina en el Movistar Arena de Villa Crespo, el cantante y músico canadiense desplegó toda la energía de su Tour, en un show tan interactivo, como cuidado al detalle. Un artista joven, cautivante y un producto de estos tiempos musicales que tiene en su público, compuesto por adolescentes que "saben todo" sobre él, uno de los componentes esenciales para que todo salga perfecto, casi como lo soñado para esas 30.000 fans que acompañaron cada tema, bailaron, vibraron y estallaron en gritos, lágrimas, en pura emoción.

Un escenario, en realidad dos, preparados para una fiesta con un Shawn Mendes lanzando "Buenos Aires", a modo de agradecimiento, ponderando el carácter pasional de sus seguidoras argentinas y con ese contacto piel a piel que moviliza. Hasta para el reconocimiento de "ser las más ruidosas" de esta gira, por ese calor evidenciado a lo largo del recital y convertirlas en un ejemplo a seguir para el resto de los lugares en que se presentó y se presentará. Está la banda, están las luces, está todo para el show, pero "somos nosotros", lanzó en una de sus intervenciones este pibe que parece tenerlo todo para enamorar a esas chicas que deliran en el campo, en las plateas preferenciales o en las ubicaciones más alejadas, al compás de un juego de luces y color.

Todos es interacción y eso se celebra en largas ovaciones, mientras van pasando sus hits, que componen el Shawn Mendes The Tour, tan esperado por esta ciudad, como una de las grandes presentaciones de este 2019. "Lost In Japan" y "There's nothing holding me back", ya convertidos en himnos para sus fans, la popular "Stiches", más "Nervous Summer Mutual", "Bad Reputation", "Never be alone", "Medley Life of the party" (su obra primogénita cuando apenas tenía 16), "Like to be you", "Ruin", "Treat you better", "Particular taste", "In the morning", "Falling all In", "Youth", "If I can't have you", "Why", "Mercy", "Señorita" (apenas un fragmento, quizás por honrar al dueto con su novia Camila Cabello) y "Fix you", el cover de Coldplay, fueron armando la lista de temas en esa hora y cuarenta cinco minutos vividos de pie, sin tiempo para el descanso y menos aún para dejar de "disparar" con sus celulares, de compartir imágenes y videos en las redes sociales, de dejar testimonio de estar allí viviendo un momento único e irrepetible para quienes, desde hace muchos meses, decretaron el Sold Out.

Desde las pantallas todo es iconografía que "asiste" a una puesta donde la centralidad reside en la figura de un joven, que con 21 años y una carrera ya exitosa pese a lo corta, deja la sensación de saberlo todo. Canta, salta, baila, va de un lado al otro del escenario central y el segundo (donde la rosa gigante es la clara referencia a su último disco), derrochando entrega física, sin escatimar nada. La banda que lo acompaña se luce en cada canción, pero él se encarga sentado al piano o con su guitarra en generar ese contagio de sensaciones.

Portador de un mensaje de no al armamentismo, cuidado del medio ambiente, de la diversidad (desplegando la bandera multicolor, tal como también lo hizo con la celeste y blanca argentina en un par de ocasiones) de una vida sana y mejor, Shawn Mendes pasó por Buenos Aires y dejó una marca, además de esa necesidad entre sus seguidoras de volver a verlo, de haber llegado para quedarse en ese concierto de artistas llamados a perdurar en el tiempo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados