Pese al repudio que generó Mendoza denostando la "gordura" del bailarín, éste se lo tomó como "una crítica constructiva" y dijo que "para estar tallado como Flavio hay que hacer otra vida y yo como asado y tomo whiskycito".

A penas pasó el primer programa del Bailando y ya se generó una polémica. Es que después del arranque del lunes en el que Marcelo Tinelli estuvo junto a sus compañeros de estos treinta años de televisión, el martes llegó el turno del baile y entre los que debutaron estuvo Fede Bal.

Su baile con Lourdes Sánchez no conformó a los miembros del BAR y fue Flavio Mendoza quien a la hora de explicar los motivos que lo llevaron a poner bajo puntaje, tuvo una frase que generó polémica. “Creo que el problema es que el caballero tiene 10 kilos arriba”, especificó.

Ese comentario hizo estallar las redes apuntándole a la discriminación de Flavio y hasta salió a hablar Sergio Verón, histórico jefe de Educación Física de Cuestión de peso, mostró su indignación contra Flavio.

“El sobrepeso/obesidad tiene muchas causas diferentes (psicológicas, físicas, socioeconómicas, etc) La simplificación de esto diciendo q las personas solo necesitan comer menos y hacer más ejercicio es errónea y frecuente”, explicó en su cuenta de Twitter. “Si a esto le sumás que no pueden trabajar, estudiar, BAILAR, o lo que se les cante además las estás estigmatizando, sometiéndolas al maltrato q vemos a diario”, continuó.

ADEMÁS

Judíos, Hitler y Venezuela: la polémica frase de Catherine Fulop

Por su parte Fede Bal eligió la ironía a la hora de responderle a Flavio aunque claramente mostró que el comentario no le gustó demasiado. “La verdad es que lo tomé bien, no sé si de diez, es un poco mucho de diez. Para estar tallado como él hay que hacer una vida que yo no hago. Yo me dedico más a hacer mi asadito, no sé si él llega a hacer un asado. Somos dos personas totalmente distintas”, aseguró.

Por ahora Fede eligió no entrar en polémica ya que cuando la movilera le preguntó si el mensaje de “mandarlo a adelgazar” era bueno para el público y Fede contó: “No me gusta poner el cartel de “los gordos también podemos ser felices”. No me mandó a adelgazar, me vio un poco pesado y es una crítica construtiva. No hagamos una pelea, esto recién empieza”, dijo entre risas.

Y cuando le consultaron sobre si estaba haciendo algún tratamiento para bajar de peso, dijo: “¿Si trato de bajar de peso? Yo trato de ser feliz. Ahora llego a mi casa de acá y un whiskycito con coca me hago, o unas papitas con cheddar. Si quieren me puedo comer un pollito con un tomate abierto y orégano, pero la verdad es que es un poco triste”, dijo entre risas.

Quien salió a bancarlo fue su madre. Carmen Barbieri aclaró: “Voy a hablar para mandarlo a un nutricionista y que lo ponga en tratamiento porque es malo para la salud, pero ser gordo no quiere decir ser infeliz. Es más, estás contento porque comés muchas cosas”. Arrancó la polémica en el show..

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados