En el último episodio de la serie que emite HBO, se reveló que el todopoderoso azul abandonó Marte para vivir como un humano corriente en Tulsa, Oklahoma. Conocé a qué se debió esta vuelta de tuerca

¡Advertencia: spoilers!

En los últimos episodios de Watchmen, los vínculos con el cómic original han sido más evidentes. Ya vimos las consecuencias que tuvo el calamar alienígena creado por Ozymandias, la reinterpretación que hizo un grupo de supremacistas blancos de la filosofía de Rorschach, y ahora llegó el momento de conocer el legado de Doctor Manhattan. Y hay que decirlo, ningún espectador se imaginó el giro que tuvo la historia a partir de su irrupción.

Las viñetas nos habían mostrado que ese ser todopoderoso ya no poseía ningún rastro de humanidad: estaba cansado de la sociedad y sus problemas mundanos, abatido por cómo repercutía en sus seres queridos el paso del tiempo, y no quería ser venerado por una forma de vida a la que consideraba inferior. Este mundo ya no le correspondía y, como todo Dios, eligió contemplar nuestra decadencia desde las alturas.

Pero en el capítulo titulado An Almost Religious Awe, el show nos trajo una nueva mirada sobre esta deidad azul. Algo lo hizo volver a sentir empatía, algo hizo que se instalara como un mortal en Tulsa, Oklahoma, y dejara atrás su exilio en Marte. Y por más cursi que suene, se trata del amor.

A partir de lo visto este domingo en la pantalla de HBO, Doctor Manhattan regresó a la Tierra, y se enamoró de Angela Abar (Regina King). Para vivir su romance plenamente, decidió adoptar la “cáscara” de Cal Abar (Yahya Abdul-Mateen II), una persona corriente, y dejar atrás sus poderes. De repente, priorizó ser un padre de familia, un esposo confiable, un hombre trabajador… todo eso que se creía ya no le interesaba.

Para explicar este “plot twist”, Damon Lindelof, creador de la serie, dio algunos detalles en una entrevista concedida a The Hollywood Reporter. “Comencé este viaje desde la perspectiva de un fanático: ¿qué tendría que ver en un programa de televisión que se atreviera a llamarse Watchmen? El Dr. Manhattan estaba cerca de la cima de esa lista. Pero aún más importante era que necesitábamos contar una nueva historia con un nuevo personaje en el centro”, arrancó.

Y desarrolló: “Una vez que elegimos a Angela Abar como el centro, la regla fue que todo personaje heredado tenía que estar al servicio de su historia. Es el sol, todos los demás necesitan estar en órbita alrededor de ella. Entonces, ¿cómo podría Dr. Manhattan estar a su servicio? Basado en su pasado, la respuesta fue intuitiva... amor. Sabíamos que esta relación solo podría funcionar si tomaba la forma de un humano, y así, La idea de Cal nació”.

Es cierto que esta revelación rompió el concepto que muchos tenían sobre el único superhéroe que contenía el relato de Alan Moore, pero vale destacar el riesgo creativo que tomaron los guionistas. Para bien o mal, el fandom quedó shockeado y se prepara para un final de temporada, como mínimo, indescifrable.

Hace algunos meses, Lindelof decía que no tenía planeado renovar por una segunda temporada pero ya empezó a cambiar ese discurso. Quedan dos episodios y miles de preguntas. Si la audiencia acompaña, tendremos Watchmen para rato.

ADEMÁS:

Los Simpson también predijeron al "baby Yoda"

Marvel Studios estrenó el primer trailer de "Black Widow"

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados