El veterano entrenador aseguró que ya no se calzará más el buzo de DT. También habló del fútbol local, de la Selección y hasta confesó que lloró por la muerte de Grondona.

Alfio Basile sorprendió al asegurar que  ya no quiere volver a ser entrenador y que no aseguró que aceptaría el cargo de manager en Racing, si Daniel Lalín vuelve a ser presidente de la institución, a pesar la buena relación que hay entre ambos.

Además, en un larga charla con el programa América & Closs, habló del panorama del fútbol local, de la Selección argentina y hasta que se le cayeron un par de lagrimones por la muerte de Julio Grondona.   

"Yo no dirijo más. Ya no te vienen a buscar. Puedo ser un Secretario Deportivo porque de esto sé bastante", aseguró el Coco sobre su retiro como DT y sobre el anhelo de ocupar una nuva función en los clubes.

"Con Lanín tengo muy buena relación. No me gusta decir si sería manager, si es que él gana", agregó el entrenador. 

También se refirió al momento de Racing. "Le tengo fe a Diego Cocca todavía" y agregó que "nadie supero a Racing en la cancha"

En la larga entrevista futbolera, Alfio Basile también se refirió al fútbol local y un par de sus colegas desocupados. 

"Me gusta como juega Banfield, aunque tenga seis puntos. River es el mejor equipo", afirmó. "De los nuevos jugadores que aparecieron me gusta Juanito Cazares", señaló sobre el joven ecuatoriano de Banfield. 

También se refirió a un futbolista conflicto que tuvo en su última etapa en Racing. "Ahora como Teo Gutiérrez  es mundialista y goleador lo perdonan un poco más, pero se porta mucho mejor", comentó.

"Ramón está para dirigir acá y en cualquier lado. A Bianchi no lo veo", señaló sobre estos entrenadores. 

También habló, fiel a su estilo, a la Selección argentina y a la perfomance que tuvo en el Mundial de Brasil. "La jugada de Palacio en la final del Mundial se puede errar, no era tan fácil como la de Higuaín", disparó. "No me olvido que los primeros cuatro partidos los ganó Messi, pero con Holanda y Alemania, no", opinó sobre la Pulga.

Además, se metió en una polémica de la final frente a Alemania. "Di María no jugó la final porque no estaba para jugar, ¿qué va a ser por la carta?", dijo.

"Fue tremendo lo de Grondona. Se me cayeron dos lagrimones. No lo podía creer" , cerró el Coco.

      Embed