La innovación tecnológica para advertir a los distraídos que cruzan calles con sus celulares pasa inadvertida en la mayoría de los casos. La mitad de las personas mira el tradicional señalizador vertical.

Apenas una de cada 10 personas presta atención a los semáforos horizontales de luz LED puestos en el piso en dos esquinas de las ciudades de Buenos Aires y Rosario para advertir a los peatones distraídos con sus celulares según un relevamiento de la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

El informe detectó que de 2.734 peatones que cruzaron por las esquinas donde están instalados los semáforos LED, entre el horario de las 17 y las 20, solo 390 (14%) se referenció en estos, mientras que 1.288 (47%) los hizo a través de los semáforos verticales y 1.056 (39%) cruzó en rojo.

“Son los primeros pasos que se dan para mejorar la seguridad de los peatones con tecnología de este tipo y los consideramos positivos, pero creemos que hace falta mejorarlos para que sean más identificables por los peatones y complementarlos con señales sonoras”, afirmó Pablo Azorín, jefe de Seguridad Vial y Medio Ambiente de FIA para Latinoamérica.

Según Azorín, el principal problema con estos semáforos se detectó en Buenos Aires, donde la gran cantidad de gente y el sistema de luces pasaba casi inadvertido por los peatones.

Los datos del informe revelan que, en Buenos Aires, solo 4 de 1.598 peatones (0,25%) los advirtió mientras que en Rosario fueron 386 de 1.136 (34%).

“En Rosario funciona una tira de LED de todo el ancho de la senda peatonal mientras que en Buenos Aires son seis luces. Muchos las pisan y no los notan. Si se complementaria con semáforos para sordos podría aumentar el nivel de atención”, advirtió el funcionario de FIA.

LEA MÁS:

El estudio también arrojó que más de la mitad de los peatones consultados sugiere que se sigan instalando semáforos tecnológicos.

“Sería recomendable realizar un análisis previo más minucioso. La iluminación diurna y la aglomeración de peatones dificulta que los mismos utilicen este tipo de semáforos”, cerró Azorín.

Los semáforos horizontales para peatones funcionan de manera sincronizada con los tradicionales y están instalados en el piso, donde se colocan luces que titilan cuando la luz está por cambiar y pasan de rojo a verde para indicar que se puede avanzar, y viceversa cuando hay que detenerse.

Aparecen en esta nota: