Una niña canadiense de 7 años sorprende (y preocupa al mundo) al ser mostrada en redes sociales sosteniendo ese peso con una barra olímpica. Sus padres, orgullosos, no lo ven como un peligro.

Una nena canadiense de 7 años se convirtió en la más fuerte del mundo, y posiblemente de la historia. En las fotos se la ve levantando pesos extremos para su edad y luciendo grandes tatuajes en sus brazos, que son ¡falsos!

Se trata de Rory van Ulft, quien consiguió levantar 80 kilos de peso muerto en una barra olímpica, además de poder hacer sentadillas con 61 kilos de peso encima.

Rory ganó el Torneo Nacional de Halterofilia de Estados Unidos en dos categorías, la Sub 11 y la Sub 13. En la categoría de 30 kilos levantó 32 kilos en la arrancada y 42 kilos en el envión (dos tiempos), convirtiéndose en la campeona más joven en la historia.

Embed

"Según su actual coeficiente total de Sinclair, Rory no es solo la niña de siete años más fuerte del mundo: es probable que también sea la niña o niño de siete años más fuerte que haya existido, conforme a los registros existentes de resultados de competencias verificables", contó orgulloso su padre, Cavan van Ulft.

ADEMÁS:

Dinamarca se disculpa por someter a 22 niños de Groenlandia a un cruel experimento social

La pequeña comenzó a levantar pesas a los 5 años, y ahora le dedica 4 horas a la semana a esa disciplina y 9 a la gimnasia artística, el otro deporte que practica.

Sus padres no ven peligroso la actividad de su hija porque, según ellos, "Rory tiene entrenadores expertos en levantamiento de pesas".

En cuanto a sus tatuajes falsos, su papá aseguró que se los hizo porque le parecen “graciosos”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados