Mientras Stamateas relativizó el vínculo de la ex GH con su iglesia, se comienza a hablar de un joven conocido de Rocío que la habría estado hostigando en los últimos días.

S iguen las polémicas acerca del suicido de Rocío Gancedo. La joven se tiró del quito piso de su departamento el último miércoles y aún sus familiares intentan encontrar respuestas sobre los motivos que la llevaron a tomar esa decisión. Uno de los problemas que venía soportando hace tiempo era la depresión y según contaron había ingresado a la Iglesia de Bernardo Stamateas. La ex GH decidió acercarse a Dios, y en diferentes oportunidades sostuvo que, gracias al pastor Bernardo Stamateas, había logrado conectarse con la religión. Sin embargo, el famoso psicólogo salió a opinar de la muerte de Rocío, y entre otras cosas, negó que la joven fuera habitué de su Iglesia. “Rocío vino un par de veces hace unos años con un amigo, pero no fue mi paciente”, disparó el psicólogo y además, aclaró que hay que tener cuidado con la forma en que se tratan los temas relacionados al suicidio. El psicólogo se despegó de ese vínculo lo que llamó mucho la atención ya que Rocío varias veces se mostró cercana a Stamateas y hasta en algunos programas de televisión ella se mostró en la iglesia que dirige Stamateas.

En medio de tanto desconcierto en la familia, quien apareció ayer fue Adriana, una chica con la que la ex Gran Hermano había entablado un buen vínculo en los últimos tiempos. En diálogo con Intrusos, la joven aportó algunos datos sobre cómo habían sido los días de la modelo después de su internación. “Ella conocía a un chico por medio de la religión, a Mauro”, afirmó, consultada sobre si estaba en pareja. La joven confirmó la versión que ayer se había instalado y que daba cuenta de que la relación no le hacía bien ya que el joven estaba obsesionado con ella. “El se había puesto bastante insistente con ella. De hecho, llamó a otra de nuestras amigas del círculo, como para que vaya a la casa porque tenía miedo de que él vaya y entre a casa de ella”, contó su amiga, quien dijo que “en algún punto” el chico ejercía una violencia psicológica sobre ella. “Igual ella después se empezó a aislar cada vez más, había cerrado ciertas cosas de Whatsapp, el Facebook. Los que estuvimos internados sabemos que la soledad te juega en contra y muchas veces te adaptás a cosas que no te querés adaptar”, agregó, para luego referirse a si en algún momento había intentado lesionarse a sí misma.

La joven por otra parte aseguró que no estaba en condiciones de recibir el alta de la clínica y le apuntó a su representante. “Necesitaban que ella tuviera el alta pero no era el momento” , sentenció. También se refirió a su vínculo con el psicólogo Gervasio Díaz Castelli y aseguró: “Ella tenía su psiquiatra personal, que era Gervasio, él la trataba a ella, y dejó de tratarse con él y lo cambió por una psicóloga”, reveló. Y consultada por los motivos del cambio de profesional, contó que éste hacía “cosas que no corresponden a la relación médico-paciente”.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados