Muchas personas eligen dormir en su cama con sus mascotas, mientras otros se oponen en forma terminante. Una especialista sostiene que a muchas personas les resulta beneficioso y que, en el caso de los perros, se adaptan mejor incluso con los horarios de las personas.

Muchos dueños de mascotas saben que el animal es un integrante más de la familia y que merece tener su espacio bien cuidado y desarrollado dentro del hogar. Sin embargo, no todos permiten que sus cachorros compartan la cama al momento del descanso por la noche. Melina Palma, veterinaria, revela que muchas personas duermen y descansan mejor por la noche con la presencia de un animal que con la de la misma pareja.

Existen numerosos estudios que hablan de los beneficios de compartir espacio con las mascotas: "Hoy por hoy, hay muchas terapias que ayudan a aliviar la depresión, aumentando el sentimiento de bienestar al compartir espacios y momentos con la mascota. Muchos perros y gatos son valorados enormemente por la ciencia ya que mejoran la relajación debido al contacto y el amor que emanan desde la cotidianeidad de la vida. Si bien algunos prefieren dormir solos, hay muchos que eligen dormir en compañía con los cachorros debido a los beneficios que traen al descanso".

La veterinaria estudia constantemente las conductas de los animales y las reacciones de sus dueños: "Siempre me estoy actualizando con las diferentes corrientes de estudio que hay acerca de las mascotas. Si bien hay algunos estudios que sostienen el hecho de que no es recomendable dormir con mascotas ya que lo relacionan directamente con la humanización del animal, acaba de salir a la luz un nuevo informe realizado en Nueva York que opina todo lo contrario y deja abierta la posibilidad de compartir la cama con animales domésticos como forma de encontrar un mejor descanso nocturno".

El estudio realizado en la Universidad de Canisius, en Nueva York, argumenta que "casi el 80% de las mujeres que han confirmado que descansan junto a sus perros revelan que lo hacen de forma más amena que junto a sus parejas. Los sentimientos de tranquilidad, confort y seguridad son los más nombrados por aquellas personas que eligen compartir el espacio de descanso".

Hay una relación casi directa en el descanso de los seres humanos y de los canes: "Los perros se adaptan muy fácilmente a la rutina de la familia. A menudo, los cachorros salen a pasear a una hora determinada por lo menos una vez al día para luego salir a hacer sus recorridas matinales. Es por esto que existe una gran sintonía nocturna ya que los caninos tienen un patrón de descanso nocturno bastante similar al de los seres humanos, por lo que no suelen despertarse en el medio de la noche o comenzar a hacer ruidos inesperados que interrumpan el descanso".

La sincronía canina no coincide con la de los seres humanos: "Las parejas no suelen tener una rutina de sueño muy estable ya que algunos se duermen temprano y otros no. Por otro lado, hay algunas que se mueven mucho durante la noche o que incluso tardan en conciliar el sueño, lo que hace que el confort de la otra persona al momento de querer descansar se vea interrumpido".

Los felinos tienen una forma particular de descansar: "Con los gatos no sucede lo mismo que con los perros ya que tienen mayor intermitencia al momento del sueño nocturno y eso puede irrumpir un poco en la comodidad del sueño del amo". Por otro lado, la sincronía del sueño de los gatos no siempre es idéntica a la de los perros por lo que dificulta un poco el hecho de compartir el mismo espacio con un ser humano. Si bien hay muchas parejas que siguen eligiendo dormir con su gato, no siempre es la mejor opción si lo que se necesita es poder garantizar el sueño nocturno".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados