La petofilia define el comportamiento enfermizo de algunos humanos  con sus de perros 

Petofilia es un amor enfermizo por las mascotas. Es un cariño tóxico y por ello se inscribe en el rubro "filias".
Se debe diferenciar el afecto hacia los perros, que merecen amor y respeto, de la obsesión por las mascotas que convierte al humano en un petofílico.

¿Sufrís de petofilía?

Las personas que comparten vida con un perro hacen todo por ellos: se preocupan por su alimentación, sus cuidados, en definitiva, por su bienestar, lo cual es sano y encomiable y de ninguna manera representa una conducta reprochable. En cambio, la petofilia sí lo es.

“Muchos personas desplazan sus inseguridades hacia los animales, si ellos no se ven bien, sus mascotas lo harán: por ello, les compran atuendos para diferentes eventos, comida saludable y algunos hasta los llevan a a terapia cuando los dueños consideran que sus mascotas sufren un cambio de comportamiento, estrés o depresión", explicó la sicóloga boliviana Cecilia García.

perrito petofilia.MP4

"Está demostrado que los animales que reemplazan algo en la vida de sus dueños, generalmente sufren de mucho estrés, transmitido por el exceso de atención y cuidado, que realmente no necesitan. Este cuidado excesivo necesita ser un momento de reflexión para ver qué se evade o qué busca llenarse a través del apego a tu mascota”, concluyó la profesional.

Cuando el amor que la persona tiene por su perro limita sus relaciones sociales y condiciona su vida, estamos frente a un caso de petofilia. Estas personas prefieren estar con sus perro antes que con sus familia o amigos, no viajan a ninguna parte si no es con ellos, gastan grandes cantidades de dinero en cosas que el perro no necesita y hasta priorizan la alimentación y las horas de sueño de la mascota, antes que la de ellos.

Es definitiva es cuando se deja de tratar a un perro como un ser viviente y especial y se lo trata como si fuese un ser humano al que se malcría, se está en problemas.

Si este es tu caso y sos petofilico, es importante que sepas que a las mascotas les gusta ensuciarse y comer sus alimentos y darse algún gustito común (un poco de pollo o carne, por ejemplo), tener sus juguetes y, sobre todo, tu cariño. Pero no debés exagerar los cuidados, vetirlos con costosas prendas, ni darle cosas que no disfrutan, ni necesitan. Y, sobre todo, que ellos están contentos siendo animales y compañeros de los seres humanos y no pretenden ser como vos.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados